El ministro insiste en la necesidad de identificar la responsabilidad de los políticos que falsean las cuentas públicas

 

-Además, ha denunciado un agujero presupuestario.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas parece tener interés en dejar claro que, con los ingredientes que le han dejado a su Gobierno, no se puede hacer ningún pastel maravilloso. De hecho, ha manifestado que el desempleo es "la peor de las caras" de la crisis económica. Ha añadido que "esta cifra ha hecho perder la confianza al conjunto de los 47 millones de ciudadanos que viven en España", y ha prometido que la política del Gobierno se orientará a recuperar esa confianza y a generar empleo.

Montoro argumentó que la economía española precisa medidas de austeridad en todas las administraciones, y reformas estructurales, ya que el punto de partida está desviado al alza en dos puntos al no cumplirse el 6% del déficit programado, y que llegará alrededor del 8%.

El ministro se mostró muy contundente al manifestar que es necesario identificar la responsabilidad de los políticos que falsean las cuentas públicas. "Hay que desterrar una práctica que estamos entendiendo casi como normal en los relevos del Gobierno: encontrarnos con un déficit público no reconocido: el agujero presupuestario". La solución es la Ley de Estabilidad Presupuestaria que estudiará este viernes el Consejo de Ministros. Montoro anunció una reducción del gasto en casi 9.000 millones de euros.

"No habrá más subidas de impuestos". Su voluntad, según ha dicho, sigue siendo en cualquier caso la de revisar el IRPF para mejorar el tratamiento fiscal de las familias y bajar el impuesto de sociedades para que sirva para incentivar la inversión y la contratación, especialmente en las pequeñas y medianas empresas. El Ejecutivo 'popular' sigue creyendo que con menores impuestos se crece más.

El Gobierno intentará reducir el impuesto de sociedades a las pymes tal y como había prometido en su programa electoral.

Sara Olivo

[email protected]