• El ministro responde a CiU que pide que el Estado pague lo que debe a Catalunya.
  • Además, refiriéndose a Andalucía, afirma que la Administración Central tiene herramientas para hacer cumplir las cuentas.
  • Montoro culpa al Gobierno ZP de aumentar más de 30 puntos la deuda pública.
  • Y es que el 16,4% del presupuesto se destinará a pagar el gasto financiero generado en 2011.

 

Lo ha dejado bien claro. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (en la imagen), ha lanzado un aviso a las Comunidades Autónomas durante la presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2012. Preguntado sobre la reivindicación de la Generalitat de que el Estado pague lo que le debe -según la aplicación de la disposición adicional tercera del Estatut-, que CiU calcula que son 978 millones de euros (759 millones de la liquidación de 2008, y 219 millones de la de 2009), el titular de Hacienda ha sido tajante: "los presupuestos se quedan donde están porque no podemos más, y tampoco es el momento de financiar más gasto de las CCAA".

Asimismo, y en referencia a la posible negativa del próximo gobierno andaluz de negarse a cumplir con el objetivo de déficit,  Montoro también se ha mostrado muy directo y ha aludido a la Ley de Estabilidad: "El objetivo de déficit es obligatorio. Claro que va a cumplir. Más claro, el agua. No caben posturas autóctonas porque nuestra legislación no lo permite".

Durante su comparecencia, el ministro ha culpado al anterior Ejecutivo socialista de aumentar la deuda pública en más de 30 puntos que, evidentemente, requiere mayor financiación. Así, los gastos financieros del Estado crecieron un 5,3% respecto a 2010, hasta alcanzar los 28.876,03 millones de euros.

"El mayor problema de España, que agrava la recesión y lleva a la destrucción de puestos de trabajo, es la financiación de la economía, el alto endeudamiento que acumula respecto al resto del mundo", ha afirmado el titular de Hacienda. De hecho, Montoro ha asegurado que la recuperación económica vendrá cuando se termine esa dependencia financiera.

Pero poner fin a esta situación no es sencillo. Para empezar, ahora mismo, de cada 10 euros emitidos de conflicto pública, 8 se emplean para pagar la anterior. Por eso, de los 214.701,87 millones de euros (un 2,4% respecto al presupuesto de 2011) con que cuenta el Ejecutivo en la partida de gasto, ha destinado el 16,4% únicamente a financiar la deuda pública que este año superará el 79% del PIB.

Pablo Ferrer







[email protected]