• El ministro de Hacienda ha dejado ver sus cartas en un encuentro privado con el Círculo de Empresarios.
  • Carga de nuevo contra los medios: "Este país se está recuperando, a pesar de los medios de comunicación, que tienen mucho menos poder de lo que ellos creen".
  • Reforma fiscal: las rentas inferiores a 12.000 euros no pagarán IRPF, el IVA no subirá y se mantendrá la deducción en el Impuesto de Sociedades por investigación en I D.
  • Ha anunciado que la recaudación del IVA en febrero fue un 6% superior a la de 2013.
  • Se postula como el principal candidato para ser nombrado vicepresidente económico,  un cargo con el que Rajoy quiere recortar el poder a Sáenz de Santamaría.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas (AAPP), Cristóbal Montoro (en la imagen), ha quedado al descubierto en sus últimas declaraciones, a pesar de que estas las ha hecho en un encuentro privado con el Círculo de Empresarios. Pues ha mostrado sus cartas sin cortapisas en la próxima reforma fiscal que tiene entre manos, ya que ha señalado que "vamos a hacer una reforma fiscal para ganar las elecciones".

De esta manera, ya no hay trampa ni cartón, sino que el Gobierno del Partido Popular (PP) tiene muy claro que no quiere seguir perdiendo electores, como le ha sucedido en estos dos años de legislatura por las duras medidas para hacer frente a la crisis económica, sino recuperarlos y que sean los suficientes para asegurarles una nueva victoria en las urnas. Por lo tanto, para ganar los próximos comicios necesitan tener contentos a los contribuyentes y en esto juegan un papel fundamental los impuestos.

Ya les informamos en HISPANIDAD que el comité de expertos, liderado por Manuel Lagares, presentó a Montoro su informe, en el cual apuestan por menos impuestos directos, más IVA y menos cotizaciones sociales. Además le piden al ministro que reduzca la autonomía fiscal de las comunidades. Pero los expertos no son los únicos que hablan de esta reforma estrella, los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) opinan que tiene una parte inconstitucional, aunque Lagares defiende que su sistema es "más progresivo".

El responsable de la Hacienda pública ha recalcado que las rentas inferiores a 12.000 euros no pagarán IRPF y que habrá algunas rebajas importantes por encima de esta cifra, pero no las ha detallado. En este punto ya se diferencia de los expertos, quienes proponen que sean las rentas inferiores a los 14.000 euros, las que queden exentas del impuesto.

Montoro ha afirmado que el IVA no subirá y ha recordado que él se opuso hasta el último momento, cuando se subió el gravamen en el 2012. Ha anunciado que la recaudación de este impuesto en el mes de febrero fue un 6% superior a la del 2013. Lagares y su equipo son en el punto del IVA más concretos, pues señalan que deben existir los tres tipos actuales: general (21%), reducido (10%) y superreducido (4%). Además consideran que tributan pocas cosas al tipo general, pues más del 40% están fuera y sería conveniente que muchas pasaran del 10% al 21%, excepto las relacionadas con el turismo, la vivienda y el transporte de pasajeros. Para los expertos, el tipo superreducido "es intocable".

Respecto al Impuesto de Sociedades, el ministro se muestra a favor de seguir con la deducción a la investigación en I D, mientras que Lagares recomienda su limitación.

Montoro en estos momentos se está quedando algo solo en las filas del Gobierno, pues se postula como el principal candidato para ser nombrado vicepresidente económico, como les hemos informado en Hispanidad. Un cargo con el que el presidente Rajoy quiere recortar el poder a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Esto se haría realidad si se producen cambios en el equipo de Gobierno de confirmarse la salida de Luis de Guindos para ser presidente del Eurogrupo o la de Miguel Arias Cañete para ser el cabeza de lista del PP en las próximas elecciones europeas.

Pero además de todo esto, el ministro también ha vuelto a lanzar ataques a los medios de comunicación, con los que no tiene una muy buena relación que digamos. En esta ocasión ha afirmado que, "este país se está recuperando, a pesar de los medios de comunicación, que tienen mucho menos poder de lo que ellos creen". Pero esta tensa relación entre los medios y Montoro tiene más episodios. Recuerden que les reprochó que hablasen todos los días de política, lo que "es bueno", "pero asumiendo las responsabilidades que tienen como ciudadanos". También afirmó que "a veces, los creadores de opinión tienen una proyección social, pero también tienen problemas con la Hacienda Pública". Además les ha acusado en varias ocasiones de tergiversar sus palabras.

Sin duda, al ministro le convendría tener más cuidado con lo que dice, pues a veces deja ver sin tapujos lo que en realidad pretende y una mejor relación con los medios, pues está en sus páginas día sí y día también. Y lo que le queda con la reforma fiscal que se va a llevar a cabo en los próximos meses.

Cristina Martín

[email protected]