• El Obispo de Bangassou (República Centroafricana) explica en un encuentro en la sede de AIN: "Las barbaridades no me han impedido contar las lágrimas de los pobres".
  • Durante los ataques de la guerrilla islámica radical Seleka 900 casas fueron robadas, 250.000 personas huyeron del país, 30 coches fueron robados...
  • Escaparon las principales ONG´s, pero "nosotros nos quedamos para estar cerca de este pueblo que sufría, de los que no son nada, los no tienen nada y no tienen nada que decir al mundo".
El Obispo de Bangassou (República Centroafricana), Monseñor Juan José Aguirre, ha realizado una visita a la sede de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en España, donde ha contado las experiencias vividas en estos últimos tiempos en un país en situación convulsa, debido a los ataques de la secta islámica radical Seleka.

Las misiones de la Iglesia fueron arrasadas de norte a sur, robaron todos sus bienes, destrozaron todas las casas parroquiales, colegios y pediatrías y profanaron iglesias en la diócesis de Bangassou, una de las más castigadas.

"Nos robaron todo, pero no la fe", ha asegurado Monseñor Juan José Aguirre, "y con la fe podemos mover montañas". El obispo español  ha explicado que tras cada ataque respondieron construyendo:  "después de la ola de violencia celebramos una ordenación sacerdotal, una comida con todos mis sacerdotes y religiosas… para darnos cuenta que la fe era lo único que valía la pena".

El obispo de Bangassou ha añadido que "en 34 años viviendo en la RCA he visto muchas barbaridades que se me han quedado grabadas en mi pupila, pero no me han impedido sentarme, hablar con mis pobres… contar las lágrimas de mis pobres".

Durante los ataques de la guerrilla islámica radical 900 casas fueron robadas, 250.000 personas huyeron del país, 30 coches fueron robados, escaparon las principales ONG´s, pero "nosotros nos quedamos para estar cerca de este pueblo que sufría, de los que no son nada, los no tienen nada y no tienen nada que decir al mundo".

Sin embargo, el pueblo cristiano que peregrina en la RCA "tiene una gran espiritualidad. Una gran fe en Dios. La Pasión de Nuestro Señor nos ha guiado para poder explicar y entender lo que nos ha pasado. Todo el dolor y el sufrimiento se entiende desde La Pasión".

Monseñor Juan José Aguirre ha explicado que la situación política sigue muy inestable en la RCA  y que es posible que en un futuro el país camine hacia la imposición de una República Islámica. "¿Qué pasará después de la tempestad " se preguntaba, "Dios lo sabrá, es el dueño de la historia y Él lo sabe. Lo importante es estar con la gente y ayudar todo lo que se pueda".

Ayuda a la Iglesia Necesitada lanzó el pasado mes de mayo una Campaña de Ayuda Urgente por la República Centroafricana (RCA), después de que la Iglesia en ese país sufriera reiterados ataques de expolios y violencia por parte de la milicia islámica radical Seleka. El prelado español, que presidió una Eucaristía de Acción de Gracias y luego mantuvo un encuentro con  benefactores de la institución, también agradeció en nombre de su pueblo toda la ayuda recibida durante la campaña urgente de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]