• La directora de la Cátedra de Bioética Jerome Lejeune explica a Hispanidad que "la técnica pretende generar un embrión, mantenerlo vivo hasta el estado de desarrollo de blastocisto, que es el momento en que más células madre embrionarias se pueden obtener y, en ese momento, destruirlo provocándole la muerte para obtener más células madre embrionarias".
  • Sobre si esta nueva técnica puede producir efectos terapéuticos: "Hasta la fecha no hay ensayo clínico alguno con células madre embrionarias" porque "la célula troncal embrionaria, cuando se saca de su contexto -que es el embrión- se divide a un ritmo muy rápido y genera tumores muy agresivos".
  • Tambien confirma que lo que han hecho los científicos de Oregón "es una clonación humana: se ha generado un embrión de la especie humana, un ser humano en fase embrionaria".
  • "Nos encontramos frente a la clonación humana con fines terapéuticos o con fines de investigación", concluye la experta en biotética.
La noticia que se recogía este jueves profusamente en medios de comunicación de todo el mundo es que científicos de Oregón (EEUU) han logrado células madre con la técnica que creó a 'Dolly'.

En declaraciones a Hispanidad, Mónica López Barahona
(en la imagen), directora de la Cátedra de Bioética Jerome Lejeune y una de las grandes especialisas en la materia, ha explicado que sí hay destrucción de embriones humanos -es decir, de seres humanos- con esta nueva técnica: "Sí hay destrucción de embriones humanos puesto que la técnica lo que pretende es generar un embrión, mantenerlo vivo hasta el estado de desarrollo de blastocisto, que es el momento en que más células madres embrionarias se pueden obtener, y en ese momento destruirlo provocándole la muerte para obtener más células madre embrionarias". "Por tanto, es evidente que hay destrucción de embriones humanos".

Acerca de si esta nueva técnica puede producir los mismos efectos terapéuticos que los conseguidos hasta ahora con la utilización de células madre embrionarias, López Barahona ha señalado: "Hasta la fecha no hay ensayo clínico alguno con células madre embrionarias. Es decir, con las células madre embrionarias no se ha demostrado a fecha de hoy que tengan potencial terapéutico. Lo que sí ha ocurrido es que cuando se utilizan en modelos animales generan tumores muy agresivos y por eso justamente no se han podido trasladar al ensayo clínico para terapia en humanos. De manera que es previsible que si estas células embrionarias así generadas tienen el mismo potencial de fisión que las células embrionarias de embriones generados in vitro, tengamos el mismo problema a la hora de sus aplicaciones en eventuales terapias". 

Preguntada por el hecho de que los científicos argumentan que van a utilizar esta técnica, precisamente, para curar enfermedades, ha afirmado: "Eso argumentan los investigadores, que las han generado (las células madre embrionarias) para utilizarlas en el tratamiento de diversas enfermedades. Pero la experiencia nos demuestra hasta la fecha que esto no es posible, porque la célula troncal embrionaria, cuando se saca de su contexto -que es el embrión- se divide a un ritmo muy rápido y genera tumores muy agresivos". En definitiva, el argumento terapéutico de los científicos resulta, cuando menos, "cuestionable".

Y la pregunta del millón: ¿qué tiene que ver esta nueva técnica con la clonación humana Responde la directora de la Cátedra de Bioética Jerome Lejeune: "Lo que han hecho es una clonación humana. Se ha generado un embrión de la especie humana -un ser humano en fase embrionaria- al que se le ha permitido desarrollarse solo hasta la fase del blastocisto para obtener sus células troncales embrionarias. Nos encontramos frente a clonación humana con fines terapéuticos o con fines de investigación. No se plantean en ningún momento llevar el desarrollo a término del embrión y transferirlo al útero de una mujer, pero lo que han hecho es clonar un embrión humano. Por tanto, es clonación humana".

Y ha proseguido: "Han generado un embrión como se generó el embrión de la oveja Dolly en el año 1999, con la diferencia de que este sí se transfirió al útero de otra oveja y nació Dolly. Y en este caso han generado un embrión y no lo han transferido al útero de una mujer. Pero el embrión está generado por clonación y se ha destruido posteriormente. Es decir, hay clonación humana y hay destrucción de embriones".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]