• La compañía española es otra víctima más de la reforma energética de Soria.
  • Antes de tomar ninguna decisión definitiva, los japoneses quieren esperar a que el texto de la reforma se publique en el BOE.
  • Y es que la reforma del Gobierno ha sido la puntilla a algunas eléctricas que ya pasaban apuros por la bajada de la demanda en nuestro país.
  • Así, GdF ha puesto a la venta los ciclos combinados en España, y la suiza Alpiq ha decidido disminuir su presencia en nuestro país.

Ciertamente, la reforma energética del ministro Soria no ha gustado a nadie. Sobre todo porque más que una reforma energética es una reforma fiscal, de subida de impuestos a las eléctricas, en lugar de reducir las primas.

Una de las víctimas de esta reforma ha sido FCC. La empresa presidida por Baldomero Falcones (en la imagen) tenía muy avanzadas las negociaciones con la japonesa Mitsui para venderle el 50% de su división eléctrica. Pero los nipones han parado la operación: no quieren tomar ninguna decisión hasta que el marco regulatorio no esté claramente definido… y publicado en el BOE.

Lo cierto es que la reforma del Gobierno ha sido un varapalo importante a las eléctricas, y la puntilla a algunas de ellas que ya estaban pasando muchas dificultades por la disminución de la demanda. Si encima de menor demanda, les suben los impuestos… apaga y vámonos, nunca mejor dicho.

De esta manera, la francesa GdF ha puesto en venta sus plantas de ciclo combinado que tiene en nuestro país, y la suiza Alpiq -en España desde 2006, y que en 2011 adquirió la filial española de EdF- ha decidido disminuir su actividad, y cerrará su negocio de comercialización. Era la quinta comercializadora de electricidad.

Andrés Velázquez

[email protected]