Los precios de las materias primas continúan subiendo, abriendo paso a una crisis alimentaria

 

Morgan Stanley ha recortado las previsiones del PIB global para este año y para 2012 del 4,2% al 3,9% y del 4,5% al 3,8%, respectivamente, y ha considerado que la economía global está "peligrosamente cerca de una recesión". Las causas de estos recortes serían algunos errores políticos recientes en Estados Unidos y Europa, así como la posibilidad de un mayor ajuste fiscal en 2012.

Esta situación hace planear en el panorama mundial un nuevo temor a una recesión global, temor alentado por el continuo ascenso del precio de las materias primas, lo que además puede degenerar en una grave crisis alimentaria, como ya se está viviendo en algunos países de África -a lo que se suma la grave sequía que golpea también a esos países-.

Por desgracia, se culpará a la superpoblación de esta carencia de alimentos, lo que es totalmente falso. La verdadera causa de ese problema alimenticio es la especulación que se produce en los mercados financieros de materias primas que provocan una escalada de precios en alimentos básicos y dificultades para muchos países a la hora de poder adquirirlos.

Andrés Velázquez

[email protected]