• El Gobierno, contra las cuerdas, toma el control de 13 municipios para buscarlos, con el apoyo de la Policía Federal y del Ejército.
  • Y es que "se han identificado situaciones irregulares en algunas corporaciones de seguridad municipal", explicó Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.
  • El Gobierno ofrece una recompensa de 110.000 millones de dólares a quienes proporcionen información "veraz y útil" para ayudar a encontrarlos. 
El Gobierno de México de Enrique Peña Nieto (en la imagen) se está tomando en serio la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre tras una protesta por supuesta discriminación laboral.

Recordemos los hechos: según la Fiscalía, ese día hubo un tiroteo, murieron seis personas, y en la desaparición de los estudiantes participó la Policía Municipal Preventiva de Iguala y un grupo de delincuentes conocido como Guerreros Unidos. La Fiscalía dictó prisión formal contra 22 policías detenidos por este caso, a los que se acusó de actuar de forma coordinada con la delincuencia organizada.

Si ayer se sabía que el Gobierno mexicano ha movilizado al ejército en su búsqueda, hoy martes se ha conocido que ha asumido el control de trece municipios del estado de Guerrero (sur) y el de México (centro) como parte de las acciones para dilucidar el paradero de los 43 estudiantes, informa Efe. 

Es más: el Gobierno ofreció una recompensa de hasta 1,5 millones de pesos (unos 110.000 millones de dólares) a quienes proporcionen información "veraz y útil" que contribuya a la localización de cada uno de los 43 estudiantes desaparecidos hace casi un mes.

Y es que el prestigio, se diría que hasta internacional, del Gobierno de Peña Nieto está en juego en este caso que evidencia una vez más el grave problema de inseguridad y delincuencia organizada que sufre México.

En concreto, "el Gobierno de la República asumirá las tareas de seguridad pública" en los municipios de Apaxtla de Castrejón, Arcelia, Buenavista de Cuéllar, Coyuca de Catalán, General Canuto A. Neri, Ixcateopan de Cuauhtémoc, Pilcaya, Pungarabato, San Miguel Totolapan, Taxco de Alarcón, Teloloapan y Tlapehuala, en Guerrero; y en el de Ixtapan de la Sal, en el Estado de México.

Y es que el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, informó de que "se han identificado situaciones irregulares en algunas corporaciones de seguridad municipal". Por ello, "la Policía Federal, con el apoyo del Ejército mexicano, será la institución encargada de brindar seguridad pública en esas zonas".

El representante de la Procuraduría (Fiscalía) General de la República (PGR) informó de que existe una "instrucción" del presidente Enrique Peña Nieto de "trabajar permanentemente en la localización de los 43 estudiantes y la ubicación y aprehensión de todos los responsables" de lo que les haya pasado.  

Además, detalló que el despliegue realizado para tal fin incluye a "16 equipos de inteligencia, 16 binomios caninos (agentes con perros policiales), 17 helicópteros, tres aeronaves de reconocimiento, una brigada de seis buzos y cuatro laboratorios móviles".

Hasta el momento se han realizado "500 recorridos de búsqueda y patrullaje y más de 70 recorridos de reconocimiento" en lugares como "cuevas, pozos, cerros, cañadas, túneles, minas, ríos, lagunas y presas", tanto de "zonas urbanas" y como "rurales", explicó.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]