Los mexicanos de a pie ya habían formado las denominadas 'autodefensas' para defenderse del crimen organizado En México, la Policía Federal ha capturado en el estado de Michoacán a Joaquín Negrete Arriaga, alias 'El Allegretti', uno de los dirigentes de la organización delictiva Los Caballeros Templarios, que operan en la región. Es responsable de emboscadas contra la Policía Federal con el objetivo de evitar la entrada de las fuerzas del orden, informa Milenio.

Pero el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha iniciado una ofensiva en ese territorio, y ya era hora. Porque para combatir el crimen organizado surgieron los grupos de 'autodefensa', formados por ciudadanos de a pie, sobre todo en los estados más castigados por el narcotráfico y los cárteles. Según han comunicado estos grupos en numerosas ocasiones, sus acciones son la respuesta a la inoperancia del Gobierno y de las autoridades federales, a las que acusan de connivencia con estos grupos delictivos.

Ahora, tras la entrada del Ejército en la zona, con la pretensión de recuperar el control y garantizar la seguridad a los habitantes de Tierra Caliente, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, advertía de que iban a ir "a por los criminales" para recuperar la tranquilidad de los ciudadanos.    

Funcionarios de la Presidencia de la República consultados por el diario mexicano 'El Universal' han detallado que la instrucción del presidente Peña Nieto para Castillo es "meterse a fondo" en todo lo referente a la problemática michoacana y "mantener una constante comunicación con los medios nacionales e internacionales".

Como decimos, ya era hora. A ver si en el país hermano de México, los ciudadanos pueden vivir en paz de una vez, sin sufrir la plaga de la violencia y la extorsión.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]