• Estudiantes apedrean e incencian el Palacio de Gobierno de Guerrero durante las protestas por la desaparición de los alumnos en Iguala.
  • Un estudiante alemán es hospitalizado tras ser tiroteado por policías en el estado de Guerrero. 
Recordemos los hechos: en México, en el Estado de Guerrero, el 26 de septiembre desaparecieron 43 alumnos tras una protesta por supuesta discriminación laboral. La Fiscalía del Estado de Guerrero confirmó el hallazgo de 28 cuerpos en fosas clandestinas. Según la Fiscalía, hubo un tiroteo y probablemente en la desaparición de los estudiantes participó la Policía Municipal Preventiva de Iguala y un grupo de delincuentes conocido como Guerreros Unidos. Por eso, la Fiscalía dictó prisión formal contra 22 policías detenidos por este caso, a los que se acusó de actuar de forma coordinada con la delincuencia organizada. 

Desde entonces, el estado de Guerrero vive -valga la redundancia- una guerra por las protestas de los estudiantes, indignados ante el destino de sus 43 compañeros. Estudiantes de la escuela Rural de Ayotzinapa acudieron al Palacio de Gobierno estatal y, tras desalojar a los trabajadores, lanzaron piedras contra el inmueble y le prendieron fuego.

Los actos vandálicos provocaron que un estudiante alemán haya sido hospitalizado. La fiscalía del Estado de Guerrero ha dicho que efectivos policiales estatales dispararon contra la camioneta donde iba el joven alemán después de que el vehículo no obedeciese una orden de los agentes de detenerse.

Por su parte, el secretario general del Gobierno del estado de Guerrero, Jesús Martínez Garnelo, ha asegurado que el Ejecutivo local sigue abierto al diálogo con los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, pese a los "actos vandálicos" que han acabado con el incendio provocado en el Palacio de Gobierno, la sede del Poder Ejecutivo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]