No me digan que no es bueno el concepto. Defender la vida del niño es violar el derecho de la mujer... a matar a ese niño, que es su hijo.Está claro: defender la propiedad privada supone violar el derecho del ladrón a robar. Defender el pago de impuestos supone violar el derecho del ciudadano a defraudar. Detener a un terrorista supone violar el derecho de los terroristas a asesinar.

Sí, ya se que resulta curioso pero palabra que no me invento nada. El titular de este artículo no me corresponde a mí, sino a un dilecto -espero- magistrado de la Corte Suprema de Justicia de México. Lo explica Noticias Globales.

Eulogio López

[email protected]