Vitalino Nafría, comisionado por el BBVA levanta las cuentas de la inmobiliaria

Que una constructora presente buenos resultados en el primer semestre de 2011 resulta, como mínimo, sorprendente. Más aún cuando venía de perder en el mismo período de 2010. Metrovacesa ha conseguido pasar de las pérdidas cercanas a los 15 millones de euros en junio del pasado año a ganar 15,3 millones de euros en la primera mitad del presente ejercicio. Los resultados no reflejan todavía la ampliación de capital de julio ni la reestructuración de deuda que tuvo lugar en este mes de agosto, que implicó una nueva valoración de activos.

En el primer semestre, los ingresos de Metrovacesa por ventas de viviendas alcanzaron los 18,9 millones de euros, un 85,1% menos que en los seis primeros meses de 2010. Sin embargo, la inmobiliaria cuenta con un menor 'stock' de viviendas en su poder, que a 30 de junio se situaba en 398 unidades.

El resto de la cuenta refleja también la mejora de Metrovacesa, cuyo EBITDA se incrementó un 32,4%, hasta los 59,9 millones de euros. La inmobiliaria logró reducir su deuda un 16,8%, desde los 5.725,8 millones registrados en diciembre hasta los 4.761,9 millones de euros a cierre de junio.

Recordemos que el punto de partida para Vitalino Nafría fue la toma de control de la inmobiliaria por parte de los bancos acreedores en 2009. Tras ejecutar la deuda, Nafría, un ex del BBVA se puso al frente de la empresa con el reto de sacarla a flote. Por el momento, parece estar haciendo los deberes.

Mariano Tomás

[email protected]