• Villasante argumenta que los bancos no se pueden cerrar sin más por la incertidumbre que generaría en toda la economía.
  • En cambio, opina que "dar ayudas a un banco no solvente es prolongar el problema".
  • Además, Villasante ha insistido en que no se debe generalizar: "Hay que diferenciar entre entidades viables y no viables".
  • También, en lo referente a la comercialización de las preferentes: "No todas las entidades han actuado igual".
  • Por otra parte, la AEB no vería mal la entrada de grupos extranjeros en entidades españolas aprovechando su caída en bolsa.
  • En cuanto a las cifras del primer trimestre: el beneficio de los bancos españoles cae un 27,5%.

En la Asociación Española de Banca no contemplan como opción que un banco no viable, o en quiebra, cierre definitivamente sus puertas. Según ha explicado el secretario general, Pedro Pablo Villasante (en la imagen), la asociación sí está a favor de que se liquiden los bancos no viables, pero eso sí, mediante la compra de ese banco por otro solvente y, cómo no, con ayudas públicas.

¿Y por qué no cerrar sin más? Ah, no, eso nunca. Para Villasante, sólo la imagen de los clientes haciendo cola en una sucursal para retirar sus depósitos, generaría tal inestabilidad en todo el sistema financiero que sería tremendamente negativo para el resto de los bancos en particular y para la economía española en general. Otro argumento en contra del cierre de bancos: al final, sería más costoso para el contribuyente.

Sin embargo, Villasante considera un error otorgar ayudas públicas a entidades no viables, ya que lo único que se consigue es prolongar el problema.

En cualquier caso, el secretario general de la AEB se ha esforzado en recalcar que es necesario distinguir entre bancos buenos y malos, viables y no viables. También cuando se ha referido al peliagudo asunto de la comercialización de las preferentes: "No todas las entidades han actuado igual".

Por otra parte, ante la caída en bolsa de la cotización de las entidades financieras, Villasante no vería con malos ojos la entrada de grupos extranjeros en los bancos españoles, aunque ha afirmado que los requerimientos que el Gobierno está imponiendo al sector, está frenando esa entrada extranjera.

En cuanto a los números, de enero a marzo de este 2012, los bancos españoles han ganado 2.693 millones de euros, es decir, un 27,5% menos que en el mismo periodo de 2011.

Pablo Ferrer

[email protected]