• En un discurso en el Bundestag, alude a estos países: ¿se imaginan a Rajoy calificando la política alemana
  • La canciller se queja de que la CE investigue sus ayudas públicas anti-competitivas a las empresas energéticas alemanas.
  • Lo cual demuestra que es europeísta solo cuando le conviene.
La canciller alemana, Angela Merkel (en la imagen) ha felicitado expresamente a España e Irlanda por los esfuerzos realizados para sanear sus economías y lograr abandonar sus respectivos programas de asistencia. "España e Irlanda están recogiendo los frutos de sus esfuerzos", dijo Merkel en una intervención en el Bundestag (cámara baja) para explicar la postura del Gobierno alemán de cara a la cumbre de la UE que comienza este jueves.

Asimismo, la jefa del Ejecutivo germano, que fue investida este martes como canciller, indicó que se aprecian signos positivos en Portugal, así como en Chipre y Grecia.

Todas estas palabras de doña Angela llevan a preguntarnos: ¿Quién es ella para meterse en la política de otros países ¿Se imaginan a Mariano Rajoy metiéndose en la política interna de Alemania y dándole su venia en materia económica
 
Otrosí: la canciller alemana, Angela Merkel, ha criticado hoy a la Comisión Europea (CE), que abrirá esta tarde un expediente contra Alemania por la ley que establece ayudas públicas para empresas intensivas en energía.

La jefa del Gobierno alemán aseguró durante ese mismo discurso ante el pleno del Bundestag que esa investigación, dirigida por el comisario europeo de Competencia, el español Joaquín Almunia, dañaría la competitividad de Alemania como potencia industrial y pondría en peligro puestos de trabajo.

Y es que está previsto que la CE abra hoy un expediente contra Alemania para estudiar estas ayudas públicas, contenidas en la Ley sobre las Energías Renovables alemana. Porque Alemania subvenciona con miles de millones de euros a las empresas intensivas en energía, como las metalúrgicas y el sector del motor, por emplear electricidad de fuentes renovables. Lo que constituye toda una política anti-competitiva para el resto de Europa.

Es decir, Alemania subvenciona la luz para sus grandes empresas, no para particulares. Y la UE quiere meterle mano a Alemania por esas ayudas públicas anti-competitivas. Pero Merkel ha protestado. Así que Merkel es pro-europea sólo cuando le conviene...

Andrés Velázquez
[email protected]