Francia se opone a que Wolfgang Schaeuble, duro e inflexible, sea el sucesor de Jean Claude Juncker

 

Los alemanes quieren seguir controlándolo todo en la Unión Europea. Por eso, la canciller Angela Merkel no ha dudado en proponer que su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, sea el próximo presidente del Eurogrupo en sustitución de Jean Claude Juncker -presidente de Luxemburgo-, cuyo mandato concluye en junio, según informa 'Financial Times Deutschland'.

Las fuentes de este periódico señalan que Schaeuble "es el que tiene las mejores cartas en este momento" y destaca la "enorme influencia" entre sus colegas europeos. No obstante, también tiene fama de duro e inflexible entre esos mismos colegas europeos.

Pero hay dudas: su nombramiento no estaría bien visto por Francia, ya que, según afirman fuentes del Eurogrupo, Nicolas Sarkozy teme que la posición de Alemania podría llegar a ser "demasiado fuerte". "Desde que parece claro que Merkel está sondeando las opiniones sobre Schaeuble, la oposición de Sarkozy a (un segundo mandato de) Juncker ha cambiado", explica el diario.

Y no es de extrañar, dado que si ya de por sí la influencia alemana en el Eurogrupo y en el conjunto de la UE es grande, nombramientos como este la aumentarían. Y eso no puede ser. Repartamos juego entre todos, señores.

Andrés Velázquez
[email protected]