1.912 empresas y 178 familias se declararon en suspensión de pagos y quiebra en el primer trimestre

El 2014 ha empezado bastante bien para las empresas y familias, pues durante el primer trimestre se han presentado un 29% menos de concursos de acreedores que en el mismo periodo del año pasado, según la Estadística de Procedimiento Concursal, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La cifra total de concursos ascendió a 2.090, de los cuales 1.912 fueron declarados por empresas y 178 por familias. Por lo tanto, las primeras supusieron un 91,5% del total de concursos, mientras que las otras, sólo representaron un 8,5%. Las empresas en concurso cayeron un 29,4% y las familias, un 24,3%.

No sólo ha retrocedido la tasa de las suspensiones de pagos y quiebras de enero a marzo de este año respecto al mismo periodo de 2013, sino que también ha caído en relación al último trimestre del año pasado. En este último caso el descenso fue de un 8,5%, el mayor que se ha dado en un primer trimestre en los últimos cinco años. En esta variación intertrimestral ha influido la caída de las empresas en concurso (-9,6%), pues las familias en quiebra subieron un 5,3% en los primeros tres meses de este año.

De los 2.090 concursos de acreedores, 1.945 fueron voluntarios (-30,8% respecto a primer trimestre de 2013) y 145 necesarios ( 8,2%). Respecto al tipo de procedimiento, los ordinarios bajaron un 63,3% y los abreviados, un 12,8%; sumando en total 1.742.

De las 1.912 empresas concursadas el 78,5% (1.500) fueron sociedades limitadas y el 16,5% (315), sociedades anónimas. Las primeras inmersas en suspensión de pagos disminuyeron un 28,7% y las segundas, un 34%, respecto al primer trimestre de 2013. El 24,1% de las empresas en concurso (460) se dedicaban a la construcción; el 19,5% (372), al comercio y el 15,6% (299), a la industria y la energía.

Cataluña (450 concursos), Madrid (316), Valencia (265) y Andalucía (231) concentraron el 60,4% de deudores concursados. Asturias (28), La Rioja y Navarra (ambas 30) fueron las autonomías con menos suspensiones de pagos. Baleares (-85,2%), Asturias (-57,6%) y Aragón (-46,2%) fueron las regiones donde más bajó la cifra de deudores concursados, que sólo subió en La Rioja ( 25%) y Canarias ( 20,3%).

Cristina Martín

[email protected]