La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, nos ha contado, con gran precisión -martes 7- la reforma laboral: nos ha dicho todo aquello que no iba a hacer. Algo es algo, ya sólo nos queda por saber qué es lo que va a hacer, aunque lo sospechamos.

Mariano Rajoy, mañana del miércoles, no nos dice ni tan siquiera lo que no va a hacer: sencillamente nos anuncia que en 2012 el paro no sólo se estancará sino que incluso subirá. Esto marcha.

Además, el Partido Popular llegó al poder anunciando que los pensionistas no perderían poder adquisitivo. Y lo ha cumplido, en el sentido de que las pensiones subirán con el IPC. Ahora bien, ahora se nos anuncia -mejor, se filtra a la prensa- que los jubilados tendrán una pensión según toda la vida laboral. Es una forma muy fina de decir que las pensiones públicas van a bajar, sólo que a la larga, para que no se note.

El problema del Gobierno Rajoy es que pretenden contentar a todos, que es la mejor manera de no contentar a ninguno. Miren ustedes, sin un mercado laboral más flexible -despido libre: ¿por qué no, si es justo?-, sin reducir el absentismo laboral, sin reprimir la economía sumergida, sin aumentar la jornada laboral de determinados colectivos profesionales, sin reducir el subsidio por desempleo, sin, en definitiva, todas esas medidas rígidas, no se va a crear empleo. Ahora bien, no se puede arrear esos tortazos a los trabajadores y, al tiempo, mantener los salarios de subsistencia -y mal subsistencia- que cobran muchos españoles. Y tampoco se creará empleo si el coste laboral de un trabajador para la empresa es el doble del líquido que recibe cada mes: hay que reducir los impuestos laborales.

Pensiones: ninguna rebaja de pensiones -también de subsistencia en muchos casos- podrá dar la vuelta a una pirámide de población como la española, absolutamente envejecida. O tenemos más hijos o ninguna reforma de las pensiones nos librará de que el sistema quiebre, así se haga trabajar a la gente hasta los 90.

El PP de Rajoy vuelve al centro-reformismo aznarista. Mire usted, más vale poner una vez colorado que 25 amarillo.

Eulogio López

[email protected]