• Será el FROB quien presida pero no quien gestione y en él estarían presentes los presidentes de Bankia, NCG Banco y CX.
  • Un plan que no gusta ni a Luis de Guindos ni a Goirigolzarri.
  • Mckinsey y Nomura ya llevan retraso sobre el horario previsto, pero consideran que su propuesta es un proyecto que antes debe ser revisado por todos los interesados.
  • El problema sigue siendo CX. Pero no se puede trocear ni fusionar porque Europa lo impediría.
  • En el Banco de España tratan de que Santander y Popular se replanteen sus ofertas sobre CX... pero sin resultados, por el momento.

El problema principal es Catalunya Caixa. El equipo de Adolf Todó tenía previsto una venta que no se produjo. Quizá por ello, CX se diluye por días y el ministro de Economía no sabe qué hacer.

No puede fusionar ni fisionar, tampoco liquidar por troceo, Catalunya Caixa, porque cualquiera de esas opciones supondría abrir el melón de unas nuevas negociaciones con Europa.

Sí, desde el Banco de España se intenta que Santander y Popular se replanteen sus ofertas por CX. Recuerden, que lo que ambas entidades habían pedido no era un EPA sino un crédito fiscal a la italiana, un crédito fiscal de entre 5.000 y 6.000 millones de euros. Es decir, un crédito fiscal que no sólo ahorre impuesto de sociedades sino que contar a efecto de coeficientes de recursos propios. Se les respondió que eso era ilegal en España pero siempre puede intentarse. Lo malo es que tanto Santander como Popular recuerdan que Catalunya Caixa es cada vez peor banco y nadie quiere sus ayudas.

De hecho, se contrató a Mckinsey y a Nomura para ganar tiempo, porque no hay solución posible.

Por eso, Mckinsey ha presentado un holding en el que nadie cree y que sería coordinado por el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, quien, además, tendría mando en plaza en CX. Algo que no le agrada ni al propio Goiri, porque la idea del holding resulta tan vaporosa como, me temo, inútil.

Eulogio López

[email protected]