Además, el Gobierno israelí califica a Irán como "el mayor peligro para la paz y la estabilidad mundial"Estados Unidos ha aumentado su flota en la zona del Golfo Pérsico, y ha lanzado serias advertencias a los dirigentes iraníes sobre su amenaza de cerrar el Estrecho de Hormuz: "El mensaje a Irán es, 'ni siquiera lo piensen'", ha declarado un oficial estadounidense del Departamento de Defensa. De todas maneras, los últimos movimientos militares estadounidenses, según ha informado el New York Times, han sido calificados como "puramente defensivos" por las autoridades norteamericanas.

La Agencia Judía de Noticias ha entrevistado en exclusiva al actual portavoz de la Cancillería israelí, Yigal Palmor, quien fuera agregado de prensa de la embajada israelí en Madrid con el embajador Salomon Ben Ami. La entrevista, sobre las amenazas a la situación política mundial, no tiene desperdicio y en adelante recogemos algunas de sus declaraciones resumidas.

Yigal Palmor advirtió que "Irán es el mayor peligro para la paz y la estabilidad mundial", al tiempo que consideró que la política de disuasión no funcionará con Teherán, en relación a su controvertido programa nuclear. "Irán es un régimen entre los más extremistas del mundo en su visión expansionista e imperialista, un régimen que exporta el terrorismo". Palmor aseguró que Irán es "la primera prioridad" entre las preocupaciones de Israel porque "se trata de una amenaza estratégica de primer orden".

"Irán no es solo un régimen que subvierte a los regímenes de alrededor de Israel y más allá en Oriente Próximo, de Marruecos hasta Yemen, desde Líbano hasta la Franja de Gaza, los está subvirtiendo y está exportando una ideología extremista, terrorista y violenta, sino que es un país que amenaza en transformarse en una potencia nuclear en el sentido militar de la palabra y eso es inaceptable", sostuvo el diplomático.

"Hay quienes dicen que tampoco es tan grave que Irán se transforme en potencia nuclear porque habrá disuasión y no va cambiar nada. Pero no es así, va a cambiar todo y en primer lugar porque Irán está controlado por un régimen que ha introducido en la región la idea del atentado suicida", sostuvo.

Para el vocero de la Cancillería israelí, "esa es la gran novedad introducida por la teología revolucionaria del régimen iraní", aunque aclaró que "esta ideología no fue aceptada por todos los musulmanes".
"Si en determinado momento piensan que (esta ideología) va a servir a su destino u objetivo histórico y teológico, que es atacar Israel, no van a ser disuadidos por nada. Además es un país muchísimo más grande que Israel o sea que puede soportar un hipotético contraataque mejor que Israel con sus 20 kilómetros cuadrados", afirmó.

El diplomático apuntó que "todo el mundo sabe que la ola de atentados suicidas que vivió Israel en los '90 fueron inspirados y financiados por Irán". "Por eso la enemistad con el régimen iraní y el carácter extremista e intratable de este régimen y eso está claro en la opinión pública israelí", sostuvo.

Sobre la situación política-institucional de Egipto, el portavoz afirmó que ese país "está en una transformación que no acaba nunca y cada vez hay otra sorpresa con lo que está pasando". Por eso, consideró que "la política está cambiando sin que nadie pueda hacer predicción". "Nos preocupa mucho lo que pasa en Egipto porque está ocurriendo al lado nuestro, en nuestra frontera y la seguridad de la frontera depende de esto. Seguimos lo que se está desarrollando en Egipto no como observadores alejados con interés intelectual sino como vecino directamente afectado por lo que está pasando en ese país", concluyó el vocero de la Cancillería.

Y acerca del supuesto reclamo democrático del pueblo egipcio, Palmor señaló que en ese pedido "hay tantas facetas distintas que nadie puede hablar de un Egipto homogéneo". "Hay un sector demócrata liberal o demócrata conservador, pero hay muchos que no lo son y utilizan la democracia para llegar a su fin, pero no van a mantener ninguna de las instituciones", indicó.

En cuanto a Corea del Norte, Palmor opina que también representa una amenaza para la paz mundial, pero interpretó que en ese caso "puede funcionar la disuasión como funcionó en la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética y como funciona entre India y Pakistán".

Respecto a la penetración iraní en Hispanoamérica, Palmor afirmó que al gobierno israelí le consta que es "un área de predilección para Irán que se introduce en la región a través de la Venezuela de (Hugo) Chávez, que le brinda todo el apoyo posible que no encuentra en ningún otro sitio, ni siquiera en países como Sudán, que son bastante amigos con el régimen iraní". "Ni siquiera en países más marginales como Corea del Norte que ayudó a Irán a construir su programa nuclear, los iraníes encuentran tanta cooperación como la que les brinda Chávez", insistió.

Y lo explica:  Venezuela es "el punto focal de la entrada iraní en América Latina y determinadas comunidades chiítas". "Nos consta que determinadas comunidades chiítas habían servido de plataforma para los atentados de Buenos Aires en los años '90. La influencia iraní vía Hezbollah en aquellas zonas no es nueva y les permite desarrollar su actividad en la zona", afirmó.

El funcionario señaló que Nicaragua, Ecuador y Cuba son otros de los países aliados del régimen iraní que en cierta medida despiertan preocupación en Israel.

Palmor también cuestionó a la Argentina por "algunas posiciones difíciles de explicar" respecto del régimen iraní al intentar negociar un acuerdo que facilite la declaración ante la justicia argentina de los acusados de haber participado en el atentado a la AMIA. Además criticó a Brasil por mostrar "una inocencia inexplicable" al mediar entre el régimen islámico y las grandes potencias.

Andrés Velázquez
[email protected]