• Algunos participantes profieren expresiones injuriosas contra la Forma Consagrada.
  • Incluso, un grupo de creyentes ha pedido a través de Change.org que no digan blasfemias y que moderen el lenguaje.
  • Uno de los concursantes más blasfemos ha abandonado el programa, pero por haber fallado en un guiso, no por sus faltas de respeto a la religión católica.

"Me c…. en la H…. ", Así, tal cual, esa es una de las expresiones más usadas en el programa MasterChef que emite TVE, amén de la mención continua del nombre de la sagrada forma, la hostia, como exclamación, tanto entre los concursantes como por parte de alguno de los miembros del jurado.

MasterChef, uno de los programas de mayor éxito de la televisión, concebido como un programa blanco para todas las edades, se ha convertido en el ejemplo de lo que no se debe consentir en una televisión pública, la ofensa a las creencias religiosas del público.

Así lo considera un usuario de la plataforma change.org, Nacho Rivas, quien bajo el título de pide al programa y a la cadena que lo emiten "Que no digan blasfemias. Que moderen el lenguaje, porque muchas personas que vemos el programa somos creyentes, y expresiones de maltrato a la forma consagrada (Hostia) nos ofenden. Además, en el horario de emisión, a las 22-40, lo ven niños a los que se puede herir, y a los que es dificil explicarles el porqué".

No se puede explicar más claro. Y si no saben o no quieren moderar el lenguaje, hay otra solución, y es tan fácil; es como cortar los exabruptos. Hasta T5 cubría con sonidos (pitidos) las palabras malsonantes. Y resulta escandaloso que  una televisión pública tolere expresiones que nada aportan al contenido del programa. Es tan absurdo como que se les obligue a los dobladores de películas americanas a traducir la palabra hostia; expresiones vulgares en inglés que nada tienen que ver con ella, porque el nombre de la sagrada forma no se utiliza en este idioma ni como improperio, ni como palabrota, ni siquiera como exclamación.

Uno de los concursantes peor hablados de MasterChef, Cerezo, ha abandonado el programa, pero no por sus blasfemias, sino por haber elaborado mal un bollo relleno de chocolate. ¿Qué se juegan a que, a pesar de su ausencia, se seguirá oyendo la palabra Hostia en el programa

Y no sirve de excusa que sea una expresión muy utilizada en Cataluña, la región de donde es oriundo uno de los jueces de MasterChef.  Que sea habitual no significa que esté bien. ¿Se imaginan un caso semejante en una televisión islámica Sería algo inconcebible.

Sara Olivo
[email protected]