Seguramente, por razones humanitarias

Ya se sabe que las telecos utilizan con sus clientes más trampas que un teatro chino. Todas. En lugar de cuidar al cliente se dedican a maltratarlo con mil y una artimañas.

Una de las más habituales, pero menos resaltadas, es la activación del buzón de voz sin permiso del usuario, especialmente en teléfonos de prepago, que, por otra parte, tantas veces se quedan sin saldo.

De esta forma, se puede conseguir que el comunicante gaste dejando mensaje que a veces el destinatario no puede ni escuchar.

Pero no se preocupen, hay más trampas. A lo mejor lo hacen por razones humanitarias.

Andrés Velázquez

[email protected]