Busca impulsar la renovación de furgonetas y rejuvenecer el parque de vehículos comerciales

El sector del automóvil disfruta de un buen momento gracias a las subvenciones estatales, conocidas como Plan PIVE y Plan PIMA Aire, y parece que va a seguir así. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha anunciado este jueves que próximamente el Consejo de Ministros aprobará el Plan PIMA Aire 4, destinado a los vehículos comerciales.

Una noticia que se esperaba, sin embargo contiene un componente novedoso, pues Ramos ha señalado, en el II Foro ANFAC y PwC, que se incluirá por primera vez a los vehículos propulsados a gas. Así, se potenciará aún más el papel de este Plan como promotor en la reducción de emisiones contaminantes de los vehículos comerciales.

El objetivo de esta nueva edición del Plan es impulsar la renovación de las furgonetas y rejuvenecer el parque de vehículos comerciales. Precisamente, este último está muy deteriorado, ya que la antigüedad de 11,8 años de media. Pero el envejecimiento de este tipo de vehículos es mayor (un año equivale a 1,5 años turismo), debido a su uso extensivo. Por ello, estiman que dicho parque ronda los 16 años de envejecimiento real.

El Plan PIMA 4 también tendrá un efecto económico dinamizador, que potenciará la modernización en las tecnologías y elevará la productividad global. Entre otras consecuencias, aumentarán las inversiones en el sector industrial, que ya creció ligeramente en 2013 y apuntó el inicio de la recuperación este año, superando las 100.000 unidades.

Pero no sólo eso, este impulso a los vehículos también repercutirá en la pequeña y mediana empresa (pyme), acelerando su crecimiento. Y como España es el primer productor europeo de estos vehículos, su mejora influirá en la producción y el empleo de las fábricas automovilísticas.

Cristina Martín

[email protected]