Tras su reunión con su socio de Gobierno autonómico, Oriol Junqueras, actual líder de ERCEl presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró ayer que si el Estado no autoriza la consulta de autodeterminación su apuesta pasaría por convocar elecciones plebiscitarias en 2016, cuando termina la actual legislatura catalana. En una entrevista en Catalunya Radio, Mas dijo que ello permitirá llegar a las elecciones con una situación económica distinta a la actual y con avances en el terreno de la transparencia y la regeneración democrática.

Pues bien: 24 horas después, Mas se desdice y ha asegurado que no dará "marcha atrás" a su compromiso por convocar una consulta de autodeterminación en 2014:  "Con estas palabras quiero desvanecer dudas, porque no habrá ni un milímetro de marcha atrás". Claro, que estas palabras las ha dicho después de una visita a Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), cuyo alcalde es Oriol Junqueras, actual líder de ERC y socio de Gobierno de Mas en la Generalitat.

Las interpretaciones para ese cambio de opinión de Mas pueden ser variadas: que Junqueras le ha amenazado con romper el pacto de Gobierno, que ante el revuelo causado en los medios de comunicación por su 'bajada de pantalones soberanista' de ayer tenía que recuperar 'prestigio', que ha tratado de dorar la píldora a Junqueras...

En cualquier caso, don Arturo vuelve a llamar así la atención y consigue que todos sigamos girando en torno al ombliguismo nacionalista.

Andrés Velázquez
[email protected]