El presidente Hollande se juega la continuidad

Según un sondeo del diario francés Le Parisien, el 63% de los franceses cree que es insuficiente  el cambio de Gobierno del primer ministro, Manuel Valls, y reclaman la disolución de la Asamblea Nacional y la convocatoria de elecciones, frente al 36% que opina lo contrario.

Es la primera muestra de la reacción al juego de fichas de Hollande, mientras en el país se debate la efectividad de la política económica, ahora en manos de un tecnócrata, Emmanuel Macron, más cómodo para Hollande que el díscolo Montebourg, contrario a la política de austeridad germana y a las consecuencias del recorte anunciado por Valls de 50.000 millones de euros en el gasto público.

Andrés Velázquez

[email protected]