Estados Unidos ha cedido. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, asegura que se mantendrá 'vigilante' acerca del disidente chino, Chen Guangcheng, refugiado en la embajada estadounidense en Pekín y ahora abandonado en manos del peligroso gobierno chino.

Lo cierto es que Estados Unidos no ha sabido defender la libertad en China porque la tiranía china tiene a Occidente en sus garras por mor de su potencial económico, que no es otra cosa que su potencial demográfico y por la explotación de su demografía.

China es un país con dos sistemas: tiranía comunista y economía capitalista. Casi podría decirse que no es una dictadura sino dos.

Y ante la tiranía nunca se puede ceder.

Eulogio López

[email protected]