• La economía española registra capacidad de financiación por primera vez desde 1997.
  • El déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente desciende un 92,4% hasta mayo.
  • Los inversores extranjeros sacan en mayo 5.057 millones de España, ocho veces menos que en 2012.
  • Y la inversión acumulada en los cinco primeros meses del año asciende a 40.345 millones de euros, frente a la retirada de 163.185,9 millones del mismo periodo del pasado año.
La balanza por cuenta corriente nacional registró en mayo un superávit de 2.400,6 millones de euros frente a un déficit de 625 millones de euros en el mismo mes de 2012, según recoge el Banco de España en su estadística sobre la balanza de pagos.

Además, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente se situó en 1.209,7 millones de euros en los cinco primeros meses de este año, lo que representa un descenso del 92,4% respecto a los 15.997,5 millones registrados en el mismo periodo de 2012.

Esta disminución se debió principalmente a la "notable" corrección del déficit comercial y a la mejora de los saldos de rentas y de servicios, mientras que el déficit de la balanza de transferencias corrientes se incrementó ligeramente.

En concreto, el déficit de la balanza comercial se situó hasta mayo en 2.768,1 millones de euros, un 79,3% menos que en el mismo periodo de 2012, con las exportaciones creciendo al 8,6% y las importaciones bajando al 2,4%.

Por otra parte, también se desprende de la balanza de pagos publicada por el Banco de España que los inversores extranjeros sacaron de España 5.057,1 millones de euros en mayo, después de que en abril inyectaran en el país 1.958,7 millones de euros. Así, la salida de capitales extranjeros en España en mayo de este año es ocho veces inferior a la registrada en igual mes de 2012, cuando la 'fuga de capitales' ascendió a 41.284,3 millones de euros. La inversión acumulada en los cinco primeros meses del año asciende a 40.345 millones de euros, frente a la retirada de 163.185,9 millones del mismo periodo del pasado año.

Asimismo, la economía española experimentó en los cinco primeros meses del año, por primera vez desde 1997, una capacidad de financiación que llegó a los 2.487 millones de euros, en contraposición a la necesidad de financiación de 14.309,3 millones contabilizada en igual periodo de 2012.

Tras la publicación ayer de la caída del PIB de tan solo un 0,1% en el segundo trimestre y de la reducción del déficit en un 8,2% en el primer semestre del año relación al mismo periodo del año pasado, cabe preguntarse: ¿son estos realmente los 'brotes verdes' que esperábamos llegaran algún día

José Ángel Gutiérrez

[email protected]