• Alcanzó en el segundo trimestre del año 922.640 millones de euros y recupera el nivel previo a la crisis.
  • Además, las familias piden más préstamos a corto plazo, que han crecido un 1,38% en tasa interanual.
  • Eso sí: el paro sigue siendo la gran lacra.
Aunque a todos nos suena fatal desde la época zapateril, en esta ocasión podemos denominar como 'brote verde' a un dato ofrecido hoy por el Banco de España: la riqueza financiera neta de las familias españolas -diferencia entre los ahorros y los préstamos que tienen concedidos- alcanzó en el segundo trimestre del año 922.640 millones de euros, el 19,1% más que hace un año y su nivel más alto desde 2007, en el inicio de la crisis.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, el aumento ha sido de apenas un 1,20 % entre el primer y el segundo trimestre, pero los 10.979 millones de euros sitúan el ahorro familiar de nuevo por encima de los 900.000 millones de euros, lo que no ocurría desde hace seis años.

Los activos financieros de los hogares españoles -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- alcanzaron en junio 1,802 billones de euros, el 5,7 % más que los 1,704 billones del segundo trimestre de 2012 y también su tasa más alta desde 2007.

El ahorro familiar suma así ya cuatro trimestres consecutivos al alza, tras romper la racha negativa que había seguido durante los dos primeros trimestres de 2012.

Por otra parte, según el Banco de España, han aumentado los préstamos a corto plazo, que han crecido un 1,38% en tasa interanual y un 18,4% desde el primer trimestre, hasta 36.531 millones de euros, lo que refleja un mayor consumo con pago aplazado, ya que estos créditos se suelen emplear para adquirir bienes como televisiones o automóviles.

Los créditos a largo plazo, por el contrario, han caído, aunque en este caso acumulan ya varios trimestres de caídas, ya que la crisis económica se traduce en un retraimiento de la clientela a la hora de pedir financiación y hace que las entidades financieras endurezcan sus condiciones.

Todo esto no debe hacernos olvidar que otras muchas familias viven auténticos dramas por culpa del paro, que en nuestro país sigue estando en el entorno del 26%, una salvajada.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]