• El presidente del BCE asegura que las altas tasas de paro se deben a la sobreprotección de los trabajadores veteranos frente a los jóvenes.
  • ¿Y por qué ocurre esto Porque la flexibilización llegó en el año 2000.
  • El BCE mantiene los tipos de interés en el 0,75% y prevé una caída de la inflación.
  • Augura una recuperación económiva para finales de 2013.
Mario Dragui (en la imagen), en su primera comparecencia pública del año, ha hablado sobre las tasas de desempleo, que han alcanzado un máximo histórico en la zona euro, con un 11,8% y 26 millones de parados.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha manifestado que la política monetaria puede hacer muy poco para disminuir el desempleo, ya que está motivado por factores estructurales. Ha justificado el elevado desempleo de los jóvenes aludiendo, como ya hizo recientemente José Ángel Gurría, el secretario general de la OCDE, a la existencia de un mercado dual de trabajo, donde los jóvenes tienen muy poca protección, mientras los trabajadores de mayor edad están sobreprotegidos. "Sabemos que esto es así porque la flexibilidad fue introducida en el año 2000, fue concentrada entre los más jóvenes de la población. Por eso, cuando la crisis vino, ellos fueron los primeros en perder sus trabajos", ha explicado.

Por otra parte, el BCE ha mantenido los tipos de interés en el 0,75 %, una decisión que Dragui ha justificado por los análisis monetarios y financieros, y ha vinculado al hecho de que la inflación  haya descendido en los últimos meses: "Se espera que caiga por debajo del 2% este año", ha declarado.

Ha reconocido Dragui que el ritmo de expansión monetaria subyacente sigue sin despegar: "La debilidad económica de la zona euro aumentará en 2013" pero espera "una recuperación gradual a finales de año" aunque, ha añadido, los riesgos siguen amenazando en el subsuelo.

El presidente del organismo supervisor ha hecho hincapié en la necesidad de ajustes tanto en los sectores financieros como no financieros, así como en la necesidad de acometer reformas estructurales en profundidad para salir de la crisis. Para Dragui, los riesgos que amenazan las perspectivas económicas de la zona del euro "están relacionados, principalmente, con la lentitud en la ejecución de las reformas estructurales, las cuestiones geopolíticas y los desequilibrios en los principales países industrializados".

Sara Olivo
[email protected]