A pesar de las protestas de las "Marías" algo avanzadas en edad, el Concilio Vaticano II acertó plenamente al trasladar la celebración de esta onomástica del 11 de Octubre al 1 de Enero. No hay mejor manera de empezar el año que con el recuerdo de María, Madre de Dios.

 

Cabría plantearse cuáles son los títulos más sublimes que se le pueden adjudicar a un ser humano. Quizá, "llena de gracia", quizá "sin pecado", quizá, "más que tú sólo Dios"… Todos los tiene María, únicamente, por ser la Madre de Dios.

 

La proclamación dogmática de María como Madre de Dios ocurrió en el año 431, en el Concilio de Éfeso. Por consiguiente, Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, Esposa de Dios Espíritu Santo.

 

Los católicos podemos identificarnos todos los días con el momento más excelso de María, cuando contestó "Fiat" a la proposición del ángel y se encarnó el Hijo de Dios. Escribe Juan Pablo II: "Hay pues, una analogía profunda entre el Fiat pronunciado por María a las palabras del Angel y el amén que cada fiel pronuncia cuando recibe el Cuerpo del Señor. A María se le pidió creer que quien concibió ‘por obra del Espíritu Santo' era el ‘Hijo de Dios' (cf. Lc.1,30,35). En continuidad con la fe de la Virgen, en el Misterio Eucarístico, se nos pide creer, que el mismo Jesús, Hijo de Dios e Hijo de María, se hace presente con todo su ser humano-divino en las especies del pan y del vino".

 

 

(Las fuentes principales, que no las únicas, de las que se han tomado los datos para redactar la Sección "Hoy no se olvide de felicitar a…", y a cuyos autores se muestra el agradecimiento y reconocimiento debidos, son las siguientes:

Direcciones de Internet: archimadrid. es; churchforum.org; aciprensa.com; encuentra.com; planalfa.es; ewtn.com; serviciocatolico.com; buscabiografias.com; y es. catholic.net.

Libros: Los clásicos de siglos pasados de Santiago de la Vorágine, Ribadeneira y Croisset; "Nuevo Misal Popular Iberoamericano"; Dos mil Años de Santos", Ed. Palabra; "El libro de los santos", Ediciones Internacionales Universitarias; "La casa de los santos", Ed. Rialp; "Los santos del calendario cristiano", Ed. San Pablo; "Il grande libro dei Santi", Edizioni San Paolo; "Gran Enciclopedia Rialp"; "Año Cristiano" Ed. B.A.C; y "Nuevo Año Cristiano", EDIBESA; estas cuatro últimas publicaciones facilitan las mejores referencias bibliográficas sobre María, Madre de Dios).

 

 

                                                                                                            Pilar Riestra