• Renace el grupo industrial Caixa, tras la fusión ServiHabitat 21.
  • Armenter ya dirigió las participadas industriales de Caixa como número dos de Antonio Brufau.
  • Gonzalo Gortázar se centrará en la dirección financiera del Grupo.
  • Y todo ello pese a las barreras de Basilea, a las participaciones industriales de la banca.
  • Eso sí, no es posible integrar en Criteria las participaciones más importantes: 12% de Repsol y 5% de Telefónica, que seguirán dependiendo de Caixabank.

Marcelino Armenter (en la imagen) pasó un mal momento cuando Juan María Nin llegó a Caixa. Pero esos tiempos pasaron. Ahora, tras la fusión entre Criteria y ServiHabitat, Armenter se consolida como el primer ejecutivo de la nueva Criteria, que agrupa las participaciones industriales del Grupo Caixa y que no deja de ser uno de los grupos industriales más importantes de España. Alberga, en su interior, entre otros, las participaciones de Caixa en Gas Natural, Abertis y el 25% de Agbar, esta última controlada por Suez, entre otras.

Eso sí, Criteria sería mucho más grande si siquiera las dos participaciones industriales de Caixabank, es decir, el 12% de Repsol y el 5% de Telefónica. Por ahora es imposible dado que Caixa debería comprar esas participaciones a Caixabank. A precio de mercado, esas dos participaciones estrella valen 5.000 millones de euros.

Y todo ello contando con las barreras que Basilea impone a las participaciones industriales de los bancos y a la obsesión anticajas que reina en todo el sistema político español y en el sistema financiero internacional.

Armenter ya había coordinado las participaciones industriales del grupo Caixa, cuando el entonces director de participadas era Antonio Brufau, hoy presidente de Repsol. Por su parte, Gonzalo Gortázar mantiene su cargo como director financiero del Grupo, otro de los hombres claves del conglomerado.

Eulogio López

[email protected]