Sus cuentas muestran los efectos de la crisis: bajan los seguros de auto y suben los de vida

 

El todavía Presidente de MAPFRE, José Manuel Martínez, ha aprovechado la presentación de resultados para despedirse de la prensa. Después de once años, Martínez afirma que deja la compañía en un momento en el que "va muy bien".

Y es cierto, ya que, en general, 2011 fue un año bueno para la aseguradora, que obtuvo un beneficio neto atribuible de 963 millones de euros, un 3,2% más que el año anterior. Además, sus ingresos alcanzaron los 23.530 millones de euros, un 15% más.

Pero quizá lo más destacable de estas cuentas sea el peso que ha ganado su negocio fuera de nuestras fronteras. Así, el año pasado el negocio internacional aportó el 60% de los ingresos y el 45% de los beneficios del Grupo.

Por otra parte, las cifras en España son típicas en momentos de crisis. Los resultados antes de impuestos publicados por la aseguradora muestran que, dentro del seguro directo, MAPFRE Familiar (donde se incluye el seguro de automóvil), ha bajado un 6,7%, mientras que MAPFRE Vida ha subido un 4,9% respecto al año anterior.

En este sentido, el nuevo presidente, Antonio Huertas, ha señalado que "el seguro de vida debe tener un desarrollo espectacular" y ha hecho un llamamiento al Ejecutivo sobre las pensiones: "Entiendo que en algún momento este Gobierno deberá afrontar y ayudar para que podamos ser parte de la solución" en la sostenibilidad "del actual sistema de pensiones".

En cuanto a las primas, el Grupo las incrementó en un 15,5%, hasta los 19.600 millones de euros. Asimismo, su patrimonio creció en un 24,8%, hasta alcanzar los 9.727 millones de euros. La compañía ha anunciado, además, que destinará a dividendos 456,5 millones de euros, un 2,7% más que en 2010.

Pablo Ferrer

[email protected]