El dato preludia lo que se temía el mercado: 2011 será aún peor para la banca que 2010



 

Ya no se trata de la morosidad, sino del core business.

Los primeros resultados semestrales anuncian la tendencia del resto de la banca. Y los de Banesto no ofrecen precisamente el mejor augurio. Se confirma que la morosidad ha dejado de ser un indicador de la situación. La de Banesto en particular se estabiliza a pesar de haber pasado del 3,48% al 4,39%. La banca se ha puesto manos a la obra en la recuperación y para obtener un crédito las doce pruebas de Hércules se quedan en una nimiedad.

Ahora bien, el negocio típico de los bancos se resiente más que nunca. Prueba de ello, en el caso de Banesto, es la caída del 10,9% en su margen de intereses y de un 8,1% en su margen bruto. Todos los márgenes de la entidad caen hasta que el beneficio neto del primer semestre queda en 287 millones de euros, un 24,9% menos que en los seis primeros meses de 2010. En Banesto explican que hay una mejora con respecto a trimestres anteriores, aunque reconocen que se ha producido una menor actividad del negocio bancario que han tratado de paliar mediante la gestión del balance de precios. Si realmente se trata de una tendencia, habrá que esperar a próximos trimestres.

Rodrigo Martín

[email protected]