El nuevo gobernador pide "comprensión y la ayuda de todos" para restablecer la maltrecha imagen de la institución

Este martes ha tomado posesión de su cargo el nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde. Sin duda, una de las tareas más urgentes que debe afrontar es la de restablecer la imagen de la institución, imagen que ha quedado más que dañada tras el mandato del socialista Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO).

"Necesitamos la comprensión y la ayuda de todos: partidos políticos, agentes económicos y medios de comunicación. Y desde ahora mismo, me atrevo a pedir esa ayuda y esa comprensión", ha afirmado Linde durante su discurso.

Por su parte, el gobernador saliente, MAFO, ha vuelto a defender lo indefendible: su gestión al frente del regulador. El que hiciera oídos sordos a los continuos informes de los inspectores sobre la situación real de algunas entidades financieras, se ha marchado dando consejos al entrante, esto es, a Linde, sobre la independencia. Así, ha declarado que no ejercerla "por comodidad", para "evitar el coste del conflicto", no lo recomienda "porque se paga un alto precio en el corto plazo y remordimiento que os acompañará toda la vida".

Ver para creer.

Pablo Ferrer

[email protected]