• Tras las medidas declaraciones de Margallo, Maduro amenaza: "Esperamos que rectifiquen a tiempo, si no, tomaremos medidas ejemplares en todos los órdenes: diplomáticas, económicas y políticas para quien se mete contra Venezuela".
  • Capriles exhortó a celebrar protestas callejeras y caceroladas para reclamar un nuevo recuento, que fue rechazado por el Consejo Nacional Electoral.
  • Y a Maduro le faltó tiempo para, al más puro estilo demagógico chavista, acusar a Capriles de dirigir un "golpe de Estado".
Como ya sabrán, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela proclamó este pasado lunes a Nicolás Maduro (en la imagen) ganador de las elecciones presidenciales del domingo, al obtener el 50,75% de los votos, frente al 48,97% cosechado por Henrique Capriles.

Pero el opositor Capriles rechazó el "acto ilegítimo" de proclamación del presidente electo y exigió un recuento "voto a voto", tras recibir denuncias de "irregularidades". El candidato opositor exhortó a celebrar protestas callejeras y caceroladas para reclamar un nuevo recuento, que fue rechazado por el Consejo Nacional Electoral.

A Maduro le faltó tiempo para, al más puro estilo demagógico chavista, acusar a Capriles de dirigir un "golpe de Estado" en Venezuela al no reconocer la voluntad de la mayoría.

Pero no solo dudan de su victoria la oposición venezolana. Es que, por ejemplo, el portavoz del presidente Obama afirmó ayer que la Casa Blanca considera "necesario y prudente" el recuento de votos, dado el resultado "extremadamente reñido". También el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, respaldó la petición del recuento y ofreció la ayuda de este organismo.

También el Gobierno español duda de la victoria chavista. Este lunes, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, consideró que el resultado de los comicios venezolanos "certifica que hay una polarización muy fuerte en el país". "Algo que aconseja acuerdo y diálogo franco para afrontar los desafíos que vendrán en una etapa que necesariamente va a ser distinta de la anterior", dijo. Y agregó: "Cualquiera que sea el vencedor, lo que esperamos es que las relaciones entre su gobierno y el Reino de España sean igual de buenas que las del pueblo español y el pueblo venezolano".

Palabras muy medidas, las de Margallo, que inmediatamente fueron respondidas al estilo matonista de Chávez. El propio Maduro dijo: "Cuidado España que Venezuela es libre y el Gobierno de España se mete con el digno gobierno de Venezuela. Cuidadoooooooo que sabremos defendernos. Respeten para que los respeten. Que es eso de que va a salir un funcionario a declarar sobre Venezuela. Ustedes que tienen el 25% de paro, que están quitando las casas a los trabajadores que están sometiendo al país a un paquete neoliberal que lleva al hambre y a la destrucción al pueblo español... no se metan con nosotros. Cuidado con Venezuela que derrotamos al Rey hace tiempo".

¿No les suena ya a muy rancio el recurso fácil al supuesto colonialismo español Llevan 200 años de independencia. La responsabilidad de la pobreza y la violencia en Venezuela es solo de los políticos venezolanos.

Y prosiguió con sus amenazas: "Esperamos que rectifiquen a tiempo, si no, tomaremos medidas ejemplares en todos los órdenes: diplomáticas, económicas y políticas para quien se mete contra Venezuela", dijo y recordó los "importantes intereses económicos" de Repsol en la Faja Petrolífera del Orinoco.

El ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, llamó a consultas a su embajador en España, Bernardo Álvarez y criticó el "pleno desconocimiento" del "canciller" español que, dijo, "habla que hay que esperar a ver quién es el ganador". "Aquí no hay ninguna duda de quién ganó las elecciones", dijo el ministro venezolano. "Aquí hay un ganador, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro", apostilló.

La realidad es que el régimen chavista parece que va a seguir por más tiempo porque, al menos de momento, sigue contando con el ejército.

Pero es lamentable que el país hermano de Venezuela siga en manos de estos políticos. Los venezolanos se merecen unos políticos dignos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]