• La multinacional plantea una dura reconversión en una de sus mejores franquicias en el exterior.
  • Los sindicatos no están dispuestos a aceptar un ajuste tan duro en una empresa con beneficios crecientes, sin pérdidas y que opera en una práctica situación de monopolio en España.
  • El ERE planteado afecta a 1.250 trabajadores, 750 serán despedidos y 500 recolocados.
  • La famosa marca de refrescos quiere también cerrar 4 embotelladoras: las de Alicante, Fuenlabrada (Madrid), Mallorca y Colloto (Asturias).  
  • No le va tan mal a la multinacional, pues su campaña de latas personalizadas ha logrado el mayor éxito de ventas desde que se instaló en España en los años 50.

La famosa marca de refrescos conocida en todo el mundo como la marca de la felicidad, Coca Cola, parece no querer hacer honor a su famoso eslogan en España, pues como ya bien saben ha planteado una dura reconversión en una de sus mejores franquicias en el exterior. Ahora los trabajadores se movilizan como protesta y los sindicatos no están dispuestos a aceptar un ajuste tan duro en una empresa con beneficios crecientes, sin pérdidas y que opera en una práctica situación de monopolio en nuestro país.

La Federación de Industria y de Trabajadores Agrarios de la Unión General de Trabajadores (FITAG UGT) exige un acuerdo con Coca Cola que no implique despidos ni cierre de centros. De momento se plantean hacer paros de dos días a la semana durante los 30 días que dure la negociación, además de manifestaciones y concentraciones, que podrían terminar con una gran manifestación en Madrid en la última semana. Este sindicato ha informado a Hispanidad de que trabaja ya en el calendario de movilizaciones junto al resto de sindicatos.

La multinacional Coca Cola no tiene pérdidas y alega que hace esta reestructuración porque tiene excedente de empleados.

Recordemos que el ERE planteado el pasado miércoles afecta a 1.250 trabajadores de los 4.200 que tiene en plantilla, de los cuales 750 serán despedidos y 500, recolocados. Pero el ajuste no solo se reduce al personal, sino también se pretenden cerrar 4 plantas embotelladoras. En concreto las de: Alicante, Fuenlabrada (Madrid), Mallorca y Colloto (Asturias). Precisamente la alicantina es la segunda más rentable, según fuentes sindicales.

Aunque si quieren una prueba más de que a la multinacional no le va tan mal en nuestro país basta con señalar el éxito de su última campaña publicitaria. Sí, esa de las latas personalizadas que ha captado la atención de niños y mayores y que ha logrado el mayor éxito de ventas para la compañía de bebidas, desde que se instaló en España en los años 50.

Cristina Martín

[email protected]