Y mientras, en España, muestran su apoyo a Repsol

El grupo parlamentario socialista ha votado en contra de adoptar probablemente una de las únicas medidas que puede tomar la Unión Europea contra Argentina por haber expropiado YPF: la supresión del trato de favor que tenía el país americano en su relación arancelaria con la Unión Europea.

Los contingentes no se pueden modificar, pero sí los aranceles. El pleno del Parlamento Europeo pidió este viernes por una amplia mayoría -458 votos a favor, 71 en contra y 16 abstenciones- que se estudiara suspender parcialmente las ventajas arancelarias que la UE concede unilateralmente a los productos importados de Argentina, como medida de represalia.

La propuesta ha contado con el voto en contra del grupo socialista en pleno, incluyendo a los parlamentarios españoles. Sin embargo, en una postura incoherente y difícil de entender, sí votaron a favor de la propuesta general que condena la expropiación y defiende la imposición de sanciones. La actitud del PSOE en Europa contrasta con la actitud de España que ha cerrado filas en nuestro país en torno a la petrolera. Hasta el Wall Street Journal ha calificado el país como ladrón y a su ministra la ha acusado de comportarse como un vulgar matón.

Argentina exporta a la Unión Europea bienes por un valor de 2.400 millones de euros, y un 27% de sus productos se benefician de trato preferente en los aranceles.

Sara Olivo

[email protected]