• Falta transporte público y los accesos no están preparados para tantos vehículos privados.
  • Además, el parking del banco tendrá capacidad para el 50% de la plantilla.
  • El primer traslado se hará este verano y afectará a 2.000 empleados. No será hasta 2015 cuando se complete la mudanza.
  • En total, unas 6.000 personas entrarán y saldrán de la nueva sede del banco todos los días y casi a la misma hora.
  • Según los sindicatos, un trabajador que vaya desde el centro de Madrid en transporte público, tardará más de una hora en llegar.
  • Y el Consorcio de Transportes de la Comunidad aún no ha respondido a las peticiones del banco para modificar trayectos de autobuses.
  • Ha faltado previsión, se quejan los sindicatos.

La nueva sede que el BBVA está construyendo en el norte de Madrid (en la imagen) será, sin duda, un alarde de avances medioambientales, de uso de la luz solar, de avances tecnológicos, de espacios ajardinados, zonas deportivas… pero no acaba de convencer a los sindicatos, aunque se muestran cautos porque -aseguran- todavía hay tiempo para arreglar lo que se debió planear en 2009.

La mayor queja de los representantes de los trabajadores concierne a los accesos. Unas 6.000 personas entrarán y saldrán cada día del banco, y casi a la misma hora. El transporte público es claramente insuficiente y acceder en vehículo privado, todavía más difícil. De hecho, el parking del nuevo complejo tiene capacidad para 3.000 coches, es decir, sólo para el 50% de la plantilla que trabajará allí.

Cuando los directivos del banco presentaron el proyecto a los sindicatos en diciembre de 2009, afirmaron que la nueva sede facilitaría la conciliación de la vida laboral y personal de los empleados, ahorraría tiempo y mejoraría la calidad de vida de los profesionales.

Visto lo visto, mucho tendrán que cambiar las cosas para que todo eso se cumpla. De momento, los sindicatos han hecho la prueba: desde la estación de metro de Ventas (en el centro de la ciudad) se tarda algo más de una hora en llegar a la sede de Las Tablas.

Los sindicatos también se quejan de la falta de respuesta del Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid ante sus peticiones. Lo cierto es que los nuevos edificios del banco quedan lejos de las paradas actuales de autobuses, de la estación de metro y de la de cercanías.

Pablo Ferrer

[email protected]