• Sacaluga, azote del PP, y Echenique, han negociado el futuro de los trabajadores de RTVE sin contar ellos.
  • Así lo denuncia el Sindicato Independiente de Televisión, anteriormente conocido como Altenativa-APLI.
  • El acuerdo base para la negociación del II Convenio Colectivo de la corporación RTVE contempla pérdidas importantes en las condiciones laborales.
  • Se elimina la ruta, los trabajadores tendrán que pagar las comidas, y lo que es más grave, se podrá aminorar la plantilla por causas de fuerza mayor.
  • Y luego, la amenaza del Gobierno, en su lucha contra el duopolio Telecinco-A3Media, para que retorne la publicidad a RTVE.
  • Y mientras tanto, Cospedal sigue pidiendo la cabeza de González Echenique.
  • Y ello es muy fácil si prosperan las pretensiones de Lara y Vasile, empeñados en que se acabe con la política de patrocinios encubiertos de la actual TVE.
  • Sin ellos, por ejemplo, no se podrían llevar a cabo programas de la calidad de Masterchef.

El sindicato Independiente de Televisión, antes conocido como Alternativa-APLI, apoya la vuelta de la publicidad a la televisión como la única forma de acabar con los problemas de financiación de la cadena pública. Así lo ha manifestado Juan Manuel Hidalgo, secretario general del Sindicato Independiente de Comunicación (SI), antes conocido como Alternativa-APLI, con cuatro delegados, el sindicato más votado en las últimas elecciones sindicales de RTVE.

Dicho sindicato, independiente, como su propio nombre indica, es precisamente quien ha denunciado la traición que se está cometiendo contra los trabajadores de TVE con el sorprendente pacto entre el consejero de Administración a propuesta del PSOE, Miguel Ángel Sacaluga, conocido como el azote del PP en los tiempos del atentado de Atocha, y Leopoldo González Echenique. Se trata del acuerdo base para la negociación del II convenio colectivo de la corporación,  en el que se asumen "unos recortes salariales que rondan el 8,5%, entre nóminas y complementos, la misma cantidad que el señor Echenique propuso que recortáramos en noviembre, a lo cual nos negamos por completo". Y eso, amén de las perdidas de beneficios salariales como la ruta, el comedor, y las ayudas familiares. La dirección de RTVE pretende reducir en 30 millones de euros con los recortes a los asalariados, sin que se garanticen los puestos de trabajo por completo, que se limita a 6.400 empleados durante tres años, extremo este que puede ser revisado por "por motivos de fuerza mayor".

Algo extremadamente peligroso si, como puede ocurrir, la UE declara ilegal el sistema de financiación de RTVE y elimina la aportación de las operadoras. Echenique, un hombre de paso, empeñado en llegar a ser secretario de Estado, quiere pasar a la historia como buen gestor y está dispuesto a pactar con el diablo para hacerlo si es preciso.

Y Sacaluga, a cambio, según sostienen fuentes sindicales "puede permitirse con esta componenda de mantener a la gente de su línea ideológica en los puestos claves con sus sueldos y sus pluses, y ya peleará por lo que considere que le interesa pelear más adelante". Cuando se habla de su gente, los aludidos son los famosos submarinos socialistas, convertidos en destructores, la fuerza de choque informativa de Rubalcaba que tanto molesta a  Cospedal, la enemiga de Soraya Sáenz de Santamaría.

La número 2 del PSOE, alarmada ante la política antigubernamental desplegada por los informativos de la cadena, ya pidió la cabeza de Julio Somoano y  hasta la del mismo Echenique. No hace falta ser muy lista para comprender que al presidente de la Corporación le importa poco la ideología, quiere que las cuentas le cuadren. Y a todo esto el Gobierno amenaza al duopolio formado por Lara y Vasile con anular la ley de financiación de RTVE y hacer que los anuncios regresen a RTVE.

El máximo dirigente de A3Media y el consejero delegado de Mediaset están cansados de la política de  patrocinios, anuncios encubiertos, que lleva a cabo la cadena, sin la cual sería imposible llevar a término programas de la calidad de Masterchef. Queda ahora por ver que postura adoptarán el resto de sindicatos frente al acuerdo base del convenio. UGT tiene 4 delegados, CCOO  3 delegados y USO 1 delegado. No parece probable que CCOO, vinculado a IU vaya a transigir.  Queda por ver lo que haga UGT, muy vinculada al Partido Socialista. El sindicato SI, mediante un pasquín distribuido a los trabajadores, se hace este tipo de preguntas sobre Sacaluga y reclaman su dimisión:

"Entonces… ¿quién es este consejero para pactar condiciones laborales y de convenio al margen de los trabajadores y de todos los sindicatos, ¿a quién representa, ¿al Partido Socialista Obrero Español o a su plus de programas ¿Por qué si tiene una propuesta no la lleva al Consejo, en lugar de pactarla a escondidas con el Presidente, ¿por qué los consejeros del PP, CiU e IU desconocían esta propuesta, ¿por qué nos quiere hacer creer que él solo ha planteado las líneas básicas".

Sacaluga es director del programa Audiencia abierta, dedicado a la monarquía y su esposa, Lucía Yeste, es redactora de Radio Nacional de España y también cubre temas de Casa Real, cuando antes se dedicaba a los viajes de Zapatero. Y es al plus que percibe su marido al se refiere el comunicado de SI. El sueldo de un trabajador en RTVE cambia de la noche al día con pluses o sin ellos.

Sara Olivo
[email protected]