• La compañía perdió 98 millones de euros en 2011 mientras sus socios de British ganaban 518.
  • Las huelgas han supuesto unas pérdidas de 3 millones por convocatoria, es decir, 30 millones de euros perdidos por las huelgas de enero y febrero.
  • El largo radio y mantenimiento ganan dinero, pero las pérdidas del radio corto y medio superaron los 250 millones de euros.
  • Y el 70% del largo radio de Iberia se alimenta de los vuelos intermedios.
  • El 92% de la plantilla apoya la creación de Iberia Express pero los pilotos anuncian nuevos paros.

Presentación de resultados de IAG, la sociedad producto de la fusión entre British Airways e Iberia. No hacen falta muchas cifras: en 2011 Iberia perdía 98 millones de euros mientras su socio de British Airways ganaba 518 millones de euros.

Ahora bien, si nos atenemos a Iberia, resulta que el corto y medio radio tuvo números rojos por valor de 250 millones de euros mientras mantenimiento y largo radio conseguían reducir las pérdidas globales hasta los mencionados 98 millones de euros.

Como se sabe esas pérdidas son las que han llevado a crear Iberia Express, con pilotos que no cobren 200.000 euros anuales de salario de sus compañeros de Iberia.

Ahora bien, los pilotos del SEPLA -que lidera Justo Peral (en la imagen) prefieren mantener sus espléndidas retribuciones y han planteado hasta 12 jornadas de huelga. De las 10 jornadas de paro convocadas por el sindicato de lujo SEPLA en enero y febrero, la compañía ha sufrido 3 millones de euros en pérdidas, es decir, que en dos meses, sólo por los paros de los 'bienpagaos' pilotos de Iberia ya acumula 30 millones de pérdidas, casi un tercio de lo perdido durante el pasado año. Por supuesto, la sangría de clientes no sólo afecta a los días de paro sino al resto de jornadas, dado que la mala imagen de Iberia lleva a muchos clientes a no arriesgarse.

Y por cierto, más del 90% de la plantilla apoya la creación de Iberia Express.

No sólo eso, el problema de Iberia es que el 70% de su largo radio -el que deja dinero- depende de los enlaces que proceden de radio corto y medio. Al revés de lo que le ocurre a British, cuya línea estrella Londres-Nueva York apenas depende en un 30% de transbordos: el 70% tiene su origen en Londres. En pocas palabras: por la huelga de los pilotos, Iberia está perdiendo clientes.

Pero al SEPLA no parece importarle eso: a fin de cuentas, aunque la compañía se hunda ellos siempre tendrán una buena pensión y algunos ahorros.

Miriam Prat

[email protected]