• En el entretanto, Juan Luis Cebrián pone en venta su casa de La Moraleja, por 20 millones de euros.
  • La mayoría de los despedidos se enteran por correo electrónico. Al final, se marchan 150 (de un total de 480), con 35 días pero cobrando menos que los 20 días de la reforma laboral.
  • El gran maestre del progresismo español no entiende la animadversión que suscita y prepara su traslado a Nueva York.

Ubicada en la zona más lujosa de la lujosa urbanización de La Moraleja, en Madrid. Casa palacio y finca de olivos, comprada en su día por Juan Luis Cebrián (en la imagen) por 5 millones de euros. Ahora la quiere vender por 20 millones de euros, aunque no parece que el mercado esté para esos acelerones.

En el entretanto, 150 redactores de El País, entre ellos algunos del equipo fundador que dirigiera Cebrián, se van a la calle -a lo mejor se reduce el finalmente a 130- con 35 días de indemnización. Ahora bien, sólo cobrarán la mitad, es decir, por debajo de los famosos 20 días de la reforma laboral, tan crítica por el diario de PRISA. El resto, en un pagaré a 1 año. Considerando la marcha de la empresa, así como su cotización, que cada vez precisa de más decimales, es de suponer que los afectados preferirían cobrar de una sola vez y en metálico.

El hombre que cobró 8,2 millones de euros más un bonus que elevó su retribución total por encima de los 11 millones de euros, gran maestre del progresismo nacional, se pregunta por qué razón los redactores de El País la han tomado con su persona. No lo entiende. Como tampoco entiende por qué su país no reconoce sus valiosas aportaciones, razón por la que está empeñado en marcharse a vivir a Nueva York.

Eulogio López

[email protected]