La Federación de Autónomos (ATA) cifra en más de 3.000 los comercios que han cerrado sus puertas en lo que va de año. El pequeño negocio es el que más empleo genera.

Si el INE ha publicado su informe sobre las caídas en las ventas del comercio minorista registradas durante el mes de febrero, la Federación de Autónomos (ATA) ha sacado a la luz unos datos bastante elocuentes de los estragos de la crisis entre los pequeños negocios.

En lo que va de año, más de 3.000 negocios han tenido que echar el cierre por la crisis y la caída en el consumo de los ciudadanos y más de 65.000 personas han perdido su empleo como consecuencia de esto.

Como ha manifestado el presidente de la ATA, Lorenzo Amor, "estos datos reflejan que no se están haciendo los esfuerzos suficientes para mejorar la situación del comercio y se ha convertido, junto con la construcción, en uno de los sectores más afectados por la actual crisis económica".

Desde la ATA se ha pedido al Gobierno "una rebaja en el sistema de módulos por los que tributa el sector", ya que las ventas en la actividad han descendido un 25%, por lo que ven conveniente adaptar la fiscalidad a la nueva realidad que vive el sector.

El pequeño comercio es la columna vertebral en la economía del país, ya que hay que tener en cuenta que es uno de los sectores que más empleo genera. Con los datos del INE del mes de febrero, ya son ocho meses consecutivos los que registran signos negativos en sus ventas.

Juan María Piñero

[email protected]