En el Partido Popular les gusta hablar de partidos 'frikis'. Es decir, aquellas formaciones políticas que concurren a las próximas elecciones europeas pero que no han conseguido aún entrar en las instituciones y que son las dicen algo distinto, lógico o majadero, pero distinto.

Por ejemplo, al PP y a la progresía dominante -de izquierdas y de derechas- no les asusta Podemos, pero a la progresía de derechas, en concreto al PP, si les asustan VOX e Impulso Social. VOX tiene a su favor que cuenta con rostros conocidos -es PP- y por ello Cañete ya les ha hecho publicidad aunque sea para calificarles de parásitos.

Pero creo que aún les asusta más Impulso Social, la formación que defiende los principios no negociables del cristianismo: vida, familia, libertad de enseñanza y bien común.

Por eso, aunque oficialmente les desprecian y creen que, en ningún caso, pueden obtener un eurodiputado, a Impulso Social o bien se le silencia, sobre todo en los medios próximos al PP, o bien se le califica de 'ultraderecha', como ha hecho La Sexta con Rafael López Diéguez (en la imagen), cabeza de lista de Impulso Social. 

Ladran, luego cabalgamos. Y cuidado con el voto católico, no vaya a despertar el 25 de mayo. Por mi parte insisto: votaré a Impulso Social. Es decir, votaré, no para ganar, sino votaré en conciencia. La otra alternativa que me queda es el izquierdista SAIN, pero no encuentro una tercera.

Eulogio López

[email protected]