Son tan modernos que ni los técnicos son capaces de arreglarlos

Si viven en Madrid y han aparcado su coche en las zonas azules o verdes, sabrán de lo que estamos hablando. El Ayuntamiento de la capital ha sustituido los antiguos parquímetros por unos 'inteligentes', que cobran más o menos dependiendo de si el coche estacionado contamina más o menos. Todo muy verde.

Pero hay un pequeño detalle: no funcionan. O mejor, funcionan a medias. Es decir, se quedan con el dinero del sufrido conductor pero a cambio no sacan el 'papelito' que acredita que se ha pagado por el estacionamiento. ¿Resultado Que además de pagar te ponen multa. Fantástico.

Como es lógico, el cabreo es monumental. El personal del SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) que vigila las zonas tampoco sabe cómo solucionarlo. Lo único, llamar al servicio técnico, pero hete aquí que los parquímetros son tan modernos que ni siquiera los técnicos saben cómo arreglarlos. En resumen: los parquímetros 'inteligentes' no lo son tanto. ¿O sí

Mariano Tomás

[email protected]