El fiscal más cinematográfico, y algunos rescatados del gobierno de Esperanza Aguirre, son algunos de los conejos que se ha sacado de la chistera Soraya Sáenz de Santamaría en el último Consejo de Ministros.El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes los nombramientos de una nueva remesa de cargos.  Lo más destacable es que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha  propuesto a uno de los mayores enemigos de Conde Pumpido como su sustituto. Estamos hablando de Eduardo Torres-Dulce, quien amén de ser un reputado fiscal, ha trabajado como crítico cinematográfico en varios programas radiofónicos y televisivos y es autor de libros como 'Armas, mujeres y relojes suizos', que ya va por su cuarta edición.
El magistrado Fernando Román García ha sido designado secretario de Estado de Justicia; Víctor Calvo-Sotelo, hijo del fallecido presidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo, de Telecomunicaciones, y el juez Ignacio Ulloa Rubio, actualmente letrado del Tribunal Constitucional (TC), de Seguridad. El ex vicepresidente de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Fernando Martí Scharfhausen, ocupará la secretaría de Estado de Energía.
A Engracia Hidalgo  le ha tocado la  Secretaria de Empleo; Juan Manuel Moreno se ha llevado la de Servicios Sociales e Igualdad; Federico Ramos la de Medio Ambiente y Tomás Burgos la de Seguridad Social).
Isabel Borrego Cortés, que actualmente ejercía de diputada del PP por Baleares será la secretaria de Estado de Turismo.  Otro nombramiento significativo es el del Secretario del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa.
En relación a los subsecretarios, se han decidido los nombramientos de Juan Bravo (Justicia); Jaime Haddad (Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y Pedro Llorente Cachorro (Empleo). Haddad y Llorente pertenecían al equipo de Esperanza Aguirre, con escasa representatividad dentro del equipo de Mariano Rajoy. Andrés Velázquez
[email protected]