Les arrojaron piedras, botellas y agua y atacaron sus autobusesEl famoso Muro de las Lamentaciones, situado en Jerusalén, ha sido objeto hoy de una curiosa batalla campal entre dos facciones: los judíos ultra-ortodoxos contra las denominadas 'Mujeres del Muro', grupo que representa a otras corrientes del judaísmo, que tuvieron que ser escoltadas por la Policía israelí.

Y es que, recientemente, el Tribunal del Distrito de Jerusalén dictaminó que no suponía una "vulneración de la costumbre local" el que las mujeres acudiesen ataviadas con la ropa clásica de los varones judíos, es decir, con filacterias y solideos y leer directamente de rollos de la Torá. El hecho de que las mujeres acudan así a rezar al Muro supone para los judiós ultra-ortodoxos un desafío, una blasfemia y un acto de provocación.

Tras la sentencia del Tribunal del Distrito de Jerusalén, este viernes, cerca de un centenar de estas 'Mujeres del Muro' han ido a rezar al Muro en cuestión ataviadas de esa forma.

Pero se han encontrado con la resistencia de los y las ultra-ortodoxos/as (porque también hay mujeres que se oponen a que otras mujeres vayan así vestidas a rezar) que les arrojaron piedras, botellas y agua, y atacaron sus autobuses.

La policía se encontraban frente al Muro desde primera hora formando un cordón a fin de impedir altercados, tuvieron que escoltar a las mujeres para evitar que fueran agredidas y las acompañaron a los autobuses con los que abandonaron el lugar. Cinco personas fueron detenidas.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]