• Ya se han utilizado el 80% de los 75 millones de euros del plan. En 2012 se registraron 65.000 operaciones.
  • Soria tiene que hacer cuentas para ver lo que ha recaudado en tasas de matriculación e impuestos de circulación antes de tomar una decisión.
  • Se prevé que los fondos se agoten en febrero.
  • Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros cierran el año con una caída del 26,4% por culpa de la crisis que afecta a los autónomos.
  • A Rajoy aún le resuenan en la memoria las presiones de Sergio Marchionne, presidente de la ACEA, la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles.

El sector del automóvil está poniendo toda la carne en el asador para conseguir una renovación del plan PIVE para  este año. Consideran que las 65.000 reservas que se han llevado ya el 80% de los 75 millones de euros destinados a renovar el parque móvil de los españoles, han sido todo un éxito.

Sin embargo, aunque el plan PIVE privilegiaba a los autónomos y pymes al exigir tan sólo diez años de antigüedad en los vehículos comericales ligeros frente a los doce que se solicitaba a los usuarios de turismos, los resultados obtenidos no han sido los esperados en el mercado de las furgonetas, derivados y furgones. El resumen de matriculaciones por segmentos facilitado por Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles, señala que las matriculaciones de vehículos comerciales cierran el año con una caída del 26,4%.  Y es más, las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros descienden en el mes de diciembre hasta el 32,62% y con tan sólo 5.831 unidades matriculadas. La crisis que azota a empresarios y autónomos está dejando huella en este sector de la automoción.

Fuentes del sector confian en que el ministro de Industria, José Manuel Soria, tras hacer sus cuentas y calcular lo que ha ingresado en impuestos gracias al plan PIVE (impuestos de matriculación, impuestos de circulación, etc…) inyecte un nuevo balón de oxígeno al sector, pues de eso se trata. Al Gobierno le preocupa poco la picaresca que ha florecido en torno al plan y que ha propiciado el mercado de compraventa para acceder a las ayudas. Las casas de desguaces se han visto muy beneficiadas.

Pero muchos otros sectores de la economía nacional se preguntan por qué a ellos no les echa una mano nadie.  Hay muchos posibles destinos para una inversión de 75 millones. Y si no, se llama al descorbatado Sergio Marchionne, presidente de la ACEA, para que visite de nuevo España, como hizo hace seis meses, y Santas Pascuas. Los 500 millones de euros que invirtió Fiat en España tenían algunas contrapartidas. A Rajoy no se le han olvidado las presiones y las promesas del señor Marchionne. Aunque Soria insiste en que sólo se renovará el plan PIVE sí hay fondos: sus últimas declaraciones parecen indicar que es muy posible que así sea.

"Multinacionales como Iveco, Renault o Ford podrían haber optado por cualquier otro país, pero están optando por España", ha dicho hace tan sólo dos días.

Sara Olivo
[email protected]