• Jornada negra para la aseguradora, a pesar de obtener unos resultados más que aceptables, aún mayores que los bancos.
  • Todo por el rumor -falso- de que el nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se preparaba para vender las participaciones industriales del grupo bancario.
  • El beneficio recurrente de MAPFRE aumentó un 3,7%, hasta los 250 millones de euros.
  • Y la CNMV sigue permitiendo las especulaciones en corto.

¿Refleja la bolsa el valor real de una compañía? Hay quien todavía cree que sí.

MAPFRE, la primera aseguradora española y entre las diez mejores del mundo, presentó unos resultados más que aceptables pero llegó a caer en la Bolsa de Madrid, durante la jornada del miércoles 9 un 8,8% para cerrar con una caída del 6,27%, lo que supone 1,94 euros por título.

Motivo: los especuladores de bajos alimentaron el rumor -falso- de que el nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, iba a vender todas las participadas de Bankia, incluidas las dos joyas de la corona: Iberdrola y MAPFRE. Falso, porque Goirigolzarri sabe que no puede vender con minusvalías: son dos empresas que aportan buenos dividendos.

Es igual: la nacionalización de Bankia -otro error del Gobierno- convertía al rumor en verosímil y los bajistas atacaron. La empresa que preside Antonio Huertas (en la imagen) sufrió el ataque. Y fíjense que estamos hablando de una especualcion montada sobre el 15% del capital de Mapfre que obra en poder de BFA-Bankia. A precio de mercado, ese 15% supone algo menos de 900 millones de euros. Sin embargo, le ha supuesto a la aseguradora unas pérdidas cercanas a los 500 millones de euros.

A lo mejor ha llegado el momento de que la CNMV vuelva a prohibir los bajos, uno de los dos terrenos favoritos de los especuladores.

Eulogio López

[email protected]