La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Créditos (Asnef) constata una caída de la morosidad en 2010 de dos puntos, hasta el 21,3%

 

No sólo los bancos se enfrentan con la morosidad, sino que también lo hacen los Establecimientos Financieros de Créditos, que ofrecen créditos al sector de la automoción y al consumo.

Este miércoles, la Asnef, ha presentado un informe con motivo del VI Congreso Nacional sobre el Crédito al Consumo sobre la situación de los mismos, así como la morosidad que se registra en este tipo de financiación. Y aunque las perspectivas económicas que ofrecían no son muy halagüeñas, pues no esperan un fuerte crecimiento económico que favorezca al consumo, lo cierto es que un aspecto clave como es el ahorro, ha favorecido que el índice de morosidad en los créditos de consumo haya descendido dos puntos en 2010 con respecto a 2009, pasando del 23,2% al 21,3%. Con estos datos, parece que los españoles vuelven a pagar y cada día hay menos morosos, aunque también se ha podido constatar que siguen las limitaciones a las concesiones de crédito.

Los establecimientos financieros continúan mirando con sumo cuidado la concesión de créditos, de manera que muchas personas simplemente no acuden a solicitar la financiación, por lo que también el crédito al consumo ha caído un 0,2% en 2010. Sin embargo, la situación es mejor que en los años pasados, cuando la concesión de créditos había descendido un 21,7% en 2009. El único sector que ha mejorado ha sido el de la automoción con un aumento del 4% en financiación, aunque se debe principalmente a los altos índices que se tuvieron en los primeros seis meses del año, cuando había ayudas por parte del Gobierno.

Y es que en términos generales, si se tiene en cuenta la financiación al consumo previa a la crisis y la actual, según Asnef, ha descendido un 50% con respecto a 2007 en créditos para la compra de vehículos y en un 33% con respecto al consumo.

Juan María Piñero

[email protected]