• La mayor causa de las reclamaciones fueron por las "clausulas suelo", que ascendieron a 18.387.
  • Pero también hay quejas por prestamos y creditos, el 31,1% del total; y por depositos, y cuentas corrientes, el 28,4% del total.
  • Durante el año 2013 se presentaron ante el Banco de España 34.645 reclamaciones y quejas, así como 46.821 consultas.
  • Aunque en un 82% de los expedientes relacionados con las "clausulas suelo", el reclamante obtuvo un resultado favorable.
Los españoles están mosqueados con los bancos, a juzgar por los datos que se recogen en la Memoria de Reclamaciones del Banco de España publicada este lunes.

Durante el año 2013 se presentaron ante el Banco de España 34.645 reclamaciones y quejas, así como 46.821 consultas (3.590 escritas y 43.231 telefónicas), lo que supone un notable incremento sobre el año precedente, que, en el caso de las reclamaciones y quejas, asciende al 142,1 %.

El acusado aumento de las reclamaciones responde a varios factores, pero sin duda el más destacado es el efecto de las relacionadas con las denominadas "cláusulas suelo", que ascendieron a 18.387, el 53,1 % del total. Aún así, sin contabilizar estas últimas, el incremento de las reclamaciones durante 2013 fue notable y ascendió a un significativo 13,6 %.

En un 82% de los expedientes relacionados con las "cláusulas suelo", el reclamante obtuvo, por una u otra vía, un resultado favorable, frente al 18 % en los que se emitió un informe a favor de las entidades.

De las restantes 16.258 reclamaciones no referidas a "cláusulas suelo", se emitieron el año pasado 6.121 informes, de los cuales, 3.334 fueron favorables al reclamante y 2.492 a las entidades (en 295 informes no hubo pronunciamiento). A los informes favorables al reclamante habría que sumar los 2.291 allanamientos, es decir, aquellos casos en los que las entidades se avinieron a dar la razón al cliente una vez iniciado el correspondiente informe por parte del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones, así como los 68 casos en los que los reclamantes desistieron por haber visto satisfecha su pretensión (más detalles en el cuadro 2.7 de la Memoria). De los 3.334 informes emitidos a favor de los clientes, en el 24,8% de los casos las entidades rectificaron su decisión inicial.

Las operaciones de activo (préstamos y créditos), que absorben el 31,1 % del total, continúan siendo la principal causa de reclamación, aunque mantienen la trayectoria descendente iniciada en 2011. Por el contrario, las operaciones de pasivo (depósitos, cuentas corrientes) volvieron a aumentar en 2013, hasta el 28,4 % del total, frente al 23 % de 2012.

Las reclamaciones relacionadas con los servicios de pago también crecieron dos puntos porcentuales, hasta el 21,3 % del total.

La creciente complejidad de los productos financieros, una mayor sensibilidad de los consumidores de servicios bancarios y la incidencia de la actual coyuntura econo´mica pueden explicar esta evolucio´n global de las reclamaciones que, al margen de las "cla´usulas suelo", ha adquirido un cara´cter estructural, explica el Banco de España.  

Lo de la 'creciente  complejidad' es un eufemismo del Banco de España para no referirse a, por ejemplo, las famosas 'preferentes' y, en general, productos especulativos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]