Encima, el pequeño comercio se derrumba, las grandes cadenas son el único modo de distribución que no disminuye sus ventas en febrero

 

Pese a que desde el Gobierno se habla de lenta recuperación, a pie de calle no se percibe de esa manera. Las ventas en el comercio minorista, donde consumen los ciudadanos, siguen estancadas y en el mes de febrero han caído una décima con respecto al mes anterior y han registrado una tasa interanual del -4,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las ventas han disminuido tanto en productos alimenticios (-3,2%) como en los no-alimenticios (-5,8%), siendo los de Equipo del Hogar (-8,1%) y Otros Bienes (-4,4%) los que más agudizan su caída.

De entre todos los grupos de distribución, las grandes cadenas son las únicas que no disminuyen sus ventas en relación al mismo mes del año anterior (0,0%), mientras que las grandes superficies son las que más caen, con descensos del 7,1%. Las empresas unilocalizadas caen un 6,5% y las pequeñas cadenas un 4,0%.

Esta dificultad en las ventas minoristas son generalizadas en toda España y sólo Canarias ofrece datos positivos ( 0,3%). El resto de comunidades desciende en sus ventas, siendo los de Andalucía (-9,1%) y Aragón (-7,2%), los bajones más notorios.

Andrés Velázquez

[email protected]